River retornó al triunfo en la Copa Liga Profesional al vencer 2 a 1 a Rosario Central.

Tras la derrota la semana pasada contra Banfield, River volvió a la victoria en la Copa Liga Profesional al ganarle en cancha de Independiete (donde hace las veces de local bajo protesta) a Rosario Central por 2 a 1 con goles de De la Cruz y Pratto, que volvió a ser titular tras ocho meses.

Esta Copa Liga Profesional parece ser un contratiempo para River Plate. Primero fueron las idas y venidas respecto de su localía en el River Camp, siendo obligado a hacer las veces de local en un estadio alquilado toda vez que el Monumental se encuentra en remodelación. Después el rendimiento del equipo, muy distinto al andar aceitado exhibido en la Libertadores.

El principal problema parece ser defensivo, donde la ida de Martínez Quarta a la Fiorentina de Italia dejó un problema que Gallardo aún no pudo resolver completamente. El chileno Paulo Díaz da la impresión de necesitar más tiempo de titular y más partidos para coordinar movimientos y marcas con sus compañeros de zaga.

Para tranquilidad de los hinchas de River, en el arco está Franco Armani. El arquero siempre aparece cuando se lo necesita. Apenas empezado el segundo tiempo, tuvo una tapada magistral ante Vecchio que podía haber significado el 1 a 1 para Rosario Central. El arquero tiene el menor promedio de gol por partido en la historia de River (0,66 goles).

River ganó sin conformar a Gallardo.
Franco Armani es el sostén de un River que no se muestra muy seguro en defensa.

El partido, si bien fue intenso y jugado con un gran ritmo, no fue bueno debido a las imprecisiones y a la falta de ideas. Sin embargo, una genialidad de Pratto, que dejó pasar un pase profundo de Casco para la entrada de De la Cruz, le permitió al uruguayo poner el 1 a 0 definiendo muy bien ante la salida de Ayala.

River ganó sin conformar a Gallardo.
Suárez y Álvarez se acercan a abrazar a De la Cruz, figura y autor del primer gol de River

River no tuvo la pelota en la mitad de la cancha, pese a la omnipresencia de Enzo Pérez que llegaba a todas y a De la Cruz que siempre se mostró como receptor ante la ausencia obligada de Nacho Fernández por lesión. Así Rosario atacaba con peligro, tratando de aprovechar algunas grietas que mostraba su rival.

Pero si hay algo que le sobra a River es la jerarquía de sus jugadores. y cuando a pesar de la ventaja mínima el resultado era incierto por la dinámica de Central, a los 31´se produce una entrada de Matías Suárez que, tras eludir al arquero intenta definir, pero la pelota es despejada a medias por dos defensores en la línea de gol, quedándole servida a Pratto que define de cabeza y pone el 2 a 0.

River ganó sin conformar a Gallardo.
Lucas Pratto volvió a ser titular tras 8 meses y convirtió el segundo gol

Un nuevo gol de Lucas Pratto, que si bien había convertido recientemente por Copa Libertadores, no anotaba por torneos locales desde el 14 de mayo del 2019, cuando le convirtió un doblete a Atlético Tucumán. Pratto fue titular porque Borré fue aislado preventivamente tras tener un contacto estrecho con un familiar con COVID-19. Desde el 4 de marzo (antes de la pandemia) contra Liga de Quito que no estaba en el once inicial.

Ya en tiempo adicionado, Díaz le comete un penal infantil a Gamba cobrado por el árbitro Facundo Tello que le permitió a Vecchio poner el 1-2 final desde los doce pasos. Un partido chato que deja sensaciones raras. Por el lado de Gallardo, disconformismo en sus declaraciones a pesar de haber ganado, y orgullo por sus dirigidos del lado del Kily González a pesar de haber perdido.

River ganó sin conformar a Gallardo.
«Estuvimos desconocidos» declaró un disconforme Marcelo Gallardo al finalizar el partido contra Rosario Central.

River Plate: Armani; Montiel, Paulo Díaz, Pinola y Casco (59´Angileri); Santiago Sosa (59´Carrascal, Enzo Pérez y De la Cruz; Julián Álvarez (68´Cristian Ferreira), Pratto y Matías Suárez (82´Lucas Beltrán). D.T. Marcelo Gallardo.

Rosario Central: Ayala; Laso (61´expulsado), Novaretti, Bottinelli y Blanco; Torrent, Villagra (88´Rinaudo), Ojeda (74´Zabala) y Vecchio; Gamba y Luciano Ferreyra (70´Pissano). D.T. Cristian «Kily» González.