Empezó perdiendo con Unión 1 a 0 pero con personalidad lo dio vuelta 2 a 1 y mantiene la ventaja sobre Boca.

La solidez de River no está en discusión. La capacidad de Marcelo Gallardo como director técnico tampoco. Puede jugar mejor o peor, le pueden salir o no las cosas, pero siempre da la sensación de saber qué se propone como equipo y la actitud de saber que tarde o temprano lo logrará.

Contra Unión pareció algo apagado durante los primeros 30 minutos. Es que Madelón le opuso un sistema tendiente a cortarle todas las posibles conexiones y salir rápido en busca del área de Armani. Ahí es donde el técnico no titubeó. Sacó a Martínez Quarta que no estaba jugando bien y había recibido una amarilla, y mandó a la cancha al colombiano Quintero cuando solo iban 28´de partido. ¿Para qué esperar al entretiempo si el dibujo táctico se podía arreglar antes? Con Gallardo juega el que mejor está y si él percibe que hay que cambiar de estrategia, no le tiembla el pulso en hacer las modificaciones correspondientes.

Walter Bou le trajo problemas a la defensa millonaria. El ex Boca fue el autor del gol de Unión

No obstante, a 2´de iniciado el complemento, Walter Bou puso en ventaja al Tatengue. Un ex Boca que gritó el gol con alma y vida e hizo estallar al estadio. Pero en frente está River, un equipo con mucha personalidad y jerarquía individual. Solamente siete minutos después, Quintero habilita magistralmente a Suárez que realiza su tradicional desmarque del centro del ataque hacia la izquierda para llegar hasta el fondo y tirar un centro rasante hacia atrás, más específicamente hacia el lugar que antes él ocupaba y por donde apareció, como tantas otras veces, ese jugador tremendamente inteligente que es Nacho Fernández para empatar el partido. Lo mucho que había trabajado Unión y River se lo empataba rápidamente. Qué decir cuando a los 20´Robert Rojas prácticamente se lleva por delante un tiro de esquina desde la derecha que había caído en el primer palo y nadie rechazó. A pesar de que no era del todo merecido, River iba ganando 2 a 1. Union había sabido neutralizarlo y estaba perdiendo. Está bien que tuvo ocasiones para empatarlo pero también es justo decir que River lo podía haber liquidado con un tercer gol.

Nacho Fernández grita su gol, el del empate de River en Santa Fé.

El Millonario se trae tres puntos de oro desde Santa Fé. Porque enfrentó a un rival que lo exigió, porque sacó a relucir su personalidad y porque dio la imagen de que nadie podrá interponerse entre este equipo y el título de campeón.

Union de Santa Fe: Moyano; Gerometta (66´Troyansky), Blasi, Calderón, Corvalán y Milo; Bonifacio, Méndez, Elias y Cabrera (71´Carabajal); Bou (78´Mazzola). D.T.: Leonardo Madelón.

River Plate: Armani; Martínez Quarta (28´Quintero), Rojas y Pinola; Montiel, Nacho Fernández, Enzo Pérez, De la Cruz (46´Cristian Ferreira) y Casco; Suárez y Borré (75´Scocco). D.T.: Marcelo Gallardo.