En el regreso del fútbol español, Barcelona goleó al Mallorca por 4 a 0, con un gol y dos asistencias de Messi.

Volvió el fútbol en España tras el parate obligado por la pandemia de Coronavirus y el líder Barcelona goleó de visitante a Mallorca por 4 a 0 de la mano de Lionel Messi, quien convirtió un gol y asistió a sus compañeros en dos oportunidades para darle una victoria que lo mantiene al tope de la tabla de posiciones.

Si vuelve el fútbol tenía que volver Messi
Con la vuelta del fútbol, reapareció un Messi sin barba, rejuvenecido.

Todo en el fútbol actual es un poco más incierto. Porque si bien la diferencia de jerarquía de planteles entre el Mallorca y el Barcelona es muy grande, la incógnita era ver qué efectos había tenido el parate general en los jugadores y si eso igualaba las cosas dentro del campo de juego al punto de que las diferencias de nombres y calidad de jugadores no se notara.

Nada de eso ocurrió. Apenas empezó a rodar la pelota, los jugadores de Barcelona empezaron a inclinar la cancha. Se sabe que, a medida que corren los minutos, el equipo teóricamente superior, puede impacientarse. Por eso todo se puso más claro cuando al minuto y medio de juego el chileno Arturo Vidal puso el 1 a 0 con un anticipo ofensivo de cabeza.

Si vuelve el fútbol tenía que volver Messi
El chileno Arturo Vidal abrió la goleada del Barcelona al minuto y medio de juego

La pelota siguió corriendo y a los 37´el danés Martin Braithwaite (que fue fichado de urgencia tras la lesión de Dembelé) puso el 2 a 0 tras recibir dentro del área un pase de cabeza de Messi y definir frente al arquero cruzando el remate al palo derecho. Así se convirtió en el tercer dinamarqués detrás de Simonsen y Laudrup en convertir un gol en Barcelona.

Si vuelve el fútbol tenía que volver Messi
Con la imagen de las tribunas vacías de fondo, todos felicitan al danés Braithwaite por su gol, el primero desde que viste la camiseta culé.

El Mallorca intentaba acercarse, siempre con arrestos individuales del joven japonés de 19 años Takefusa Kubo, que según estadísticas que lleva La Liga, gambetea más que el propio Messi, pero no lograba llevar real peligro. Kubo hizo inferiores en La Masía de Barcelona, pero al ser sancionado el club catalán por violar las políticas de transferencias, volvió a Japón, donde lo contrató el Real Madrid para cederlo al Mallorca por excederse del cupo de extranjeros.

Si vuelve el fútbol tenía que volver Messi
Takefusa Kubo, la maravilla japonesa de 19 años del Real Madrid que está a préstamo en el Barcelona.

Hubo que esperar hasta bien entrado el segundo tiempo para que llegara el tercero. A falta de 11´, Messi asistió al lateral Jordi Alba que entraba por izquierda para que definiera fuerte al primer palo y prácticamente le bajara el telón al resultado. Barcelona imponía la calidad de sus jugadores sin mostrar un gran funcionamiento.

Pero quedaba todavía la frutilla del postre. Una victoria del equipo catalán no tiene el mismo sabor si Messi no hace un gol. Y en tiempo agregado, cuando ya el partido se moría, Leo recibió dentro del área por izquierda y, al revés de lo que suele ocurrir, fue buscando con la pelota pegada al botín espacio para el remate de derecha, fuerte al palo izquierdo del arquero Reina. Ahora sí, 4 a 0 final.

Para completar esta crónica, vale agregar que en un estadio sin público y con todas las medidas de seguridad que obliga a tomar la pandemia de COVID-19, en medio del partido un joven de 17 años con la camiseta argentina saltó al campo de juego con el fin de sacarse una selfie con Messi. Cuando estaba cerca, Leo le hizo una seña que no se acerque por el tema del virus, al tiempo que era reducido por personal de seguridad.

Si vuelve el fútbol tenía que volver Messi
A pesar de ser un partido sin público, un joven de 17 años invadió el campo de juego intentando sacarse una selfie con Messi.

El argentino estableció con ese gol un nuevo récord, al convertir más de 20 goles en doce ligas consecutivas. Hoy encabeza la tabla de goleadores con esa cifra en 23 partidos. Lo sigue Benzema del Real Madrid con 14. De convertirse en goleador por séptima vez, superaría a Zarra en la cantidad de «pichichis» obtenidos e igualaría al mexicano Hugo Sánchez con 4 galardones ganados de manera consecutiva.

Volvió el fútbol en España y, como no podía ser de otra manera, volvió Messi. Con nuevo «look», ya sin barba, rejuvenecido y peinado prolijamentee con raya al costado. Pero lo más importante, muy bien futbolísticamente, para ilusión de todos los fanáticos del fútbol en el mundo.