La rotura de un caño en un departamento inundó el local de Marixa Balli arruinando más de cuatrocientos pares de zapatos

Marixa Balli tuvo que cerrar las puertas de su local de calzado e indumentaria en la zona de Flores sobre la calle Avellaneda. La vedette y cantante, tras el parate por el coronavirus, quiso volver a abrir su negocio pero se encontró con un gran desastre en el lugar.

La rotura de un caño en un departamento lindero terminó inundando su local, arruinando así, más de cuatrocientos pares de zapatos que tenía guardados en el depósito .

«A mi todo lo que me pasa nunca es normal, siempre la tengo que remar. Estoy, te juro, podrida» explicó Marixa en el programa de Marina Calabro de canal 9. «Cuando llegué estaba nadando: era todo agua, agua y agua, y el calzado estaba aniquilado» continuó, y aseguró que ninguno de los vecinos fue capaz de avisarle.

El drama de Marixa Balli:

Marixa se encuentra impedida de volver a abrir su local, por el que paga ciento cincuenta mil pesos de alquiler. Si a esto le sumamos la pérdidas del stock de calzado, el valor de la deuda que acumula en dólares es enorme.

«Acá no se quiere hacer cargo nadie. Y, aparte, ustedes saben que se paga mucho dinero. Porque no es sólo lo que sale el alquiler que es carísimo, sino que uno paga una llave en dólares y son miles y miles y miles de dólares» dijo Balli para cerrar.