«Vamos a ver», dijo el empresario de los alfajores

El Señor Hugo Basilotta, dueño de los archifamosos alfajores «Guaymallen», quiere mostrar sus habilidades artísticas en la pista del Bailando, y no deja de ofrecer su «caviar». Primero, le habría dicho que no a Marcelo Tinelli, argumentando que no sabe bailar, ni cantar, solo sabe hacer alfajores. Justo a Marcelo, que le gustan tanto los alfajores.

Pero con el correr de los días, lo pensó un poco más. Tanto es así que Federico Hoppe y el Chato Prada fueron a la fábrica a convencerlo y este fue el resultado, con zapateo y todo. ¡Pone Play!