La soprano francesa presenta su nuevo disco y parte de lo recaudado será donado a entidades relacionadas con el tratamiento del Coronavirus. News Digitales habló con ella en exclusivo.

Emma Shapplin comenzó su carrera en la música clásica para, posteriormente, pasarse en un brusco cambio al heavy metal. «Algunos compañeros de clase estaban formando un grupo de rock y estaban buscando realmente un cantante masculino», recuerda Emma. «Querían alguien que pudiera gritar, así que les dije que yo podría hacerlo».

Sin embargo ,Emma no se sintió artísticamente satisfecha y decidió crear su propio estilo, con una combinación de ópera clásica, trance moderno y música tradicional escocesa y pop. Asi nació Carmine Meo, su primer disco.

Ahora lanza su nueva producción discografíca, el séptimo en su carrera musical, que se estrenara por streaming el 30 de Mayo a las 8:30 PM y parte de lo recaudado será donado a entidades relacionadas con el tratamiento del Coronavirus.

ND: Emma, ¿de qué se trata tu nuevo trabajo discográfico?

Emma Shapplin: «Venere» es un álbum neoclásico puro, como llamo a ese estilo, un álbum que compuse y escribí en «italiano antiguo», especialmente para mis fanáticos. Es el «segundo opus», «el segundo acto» de mi primer álbum «Carmine Meo». Mi objetivo principal era volver a las pistas del «sonido» y «el sabor» de «Carmine Meo» que en realidad fue muy técnico para lograr. El resultado sonó un un poco más «en vivo» y se compara con todos mis otros álbumes que fueron más experimentales y más libres en términos de estilo e influencias . Este nuevo disco es un apasionado viaje a través del laberinto del antiguo amor.

Emma Shapplin Venere Press 1

«Naturalmente en estos años, me volví «más aguda» y más «técnica», más crítica también. Aunque estoy tratando de no ser demasiado, el instinto y la emoción siguen siendo los más importantes, además me encanta sorprender creativamente. Siempre dejo algunos toques «accidentales» para preservar un toque orgánico en mi música y algunos pequeños «tweets» poéticos en mis letras», continuó.

ND: -¿Te gustaría cantar otros ritmos? Tango, por ejemplo.

Emma Shapplin: Lo mío es opera pop, pero por supuesto también cantaría Tango ¿por qué no?

ND: -En la era digital, donde todo pasa por lo virtual, ¿extrañás el disco ‘físico’? ¿No crees que se perdió la magia de que el publico tenga en sus manos un CD?

Emma Shapplin: A través de la música digital me parece que el oyente está perdiendo la hermosura de la música, el trabajo, el tiempo y la experiencia y la creación de la música. No hay más emociones profundas y reflexivas iluminadas con admiración. Todo es demasiado fácil, demasiado rápido.

Respecto a la pandemia del coronavirus que ataca el mundo entero, Emma Shapplin tiene dudas si después de esto el mundo cambiará y la gente dejará de un lado la omnipotencia y serán más unidos: «Sinceramente no lo sé ¿podemos esperar?… parece que el ser humano tiene dificultades para ser razonable», arriesga.