«Las joyas son hermosas. Estas las uso desnuda en casa. No, chiste. No, cualquiera. Me olvido que estoy en el programa de mi abuela» 

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus hace varias semanas, Juana Viale es quien reemplaza a su abuela, Mirtha Legrand, al frente de su programa de almuerzos, ya que su madre, Marcela Tinayre, también pertenece al grupo de riesgo.

Dueña de una belleza exquisita, y una personalidad espontánea, fresca, y con una impronta muy distinta a la de su abuela, a Juana le cuesta mucho el reemplazo fidedigno de Mirtha, a pesar de los consejos y las recomendaciones de esta. La nieta atraviesa el desafío profesional más importante de su carrera y en una entrevista se animó a hablar de todo y fue dura.

En una charla con «Implacables», el programa que conduce Susana Roccasalvo por El Nueve, Juana Viale mencionó qué es lo que más le cuesta en el rol de reemplazante de la Diva de los Almuerzos.

«Mi abuela me llama y me pide que luzca más la ropa, pero yo no sé hacerlo. Cuando salgo al estudio me quiero ir a sentar más fácil», dijo Juana ante la pregunta de si La Chiqui estaba al tanto de todo lo que ocurre en su programa. Luego Juana expresó lo incómoda que se siente frente al pedido de Legrand, ya que siente vergüenza de modelar y detallar cada uno de los objetos que la visten: «Es el peor momento, pero ella quiere que salga erguida…», contó.

El sábado pasado le sumó humor al momento en el que confesó que le cuesta hacerlo con la perfección de Mirtha: «Las joyas son hermosas. Estas las uso desnuda en casa. No, chiste. No, cualquiera. Me olvido que estoy en el programa de mi abuela. Uno piensa que se relaja, que ya está, pero sigo nerviosa». A pesar de la timidez, la nueva conductora no defrauda y cada vez se muestra más segura y confiada en cada presentación. ¿Será la sucesora definitiva?