El gran momento de Euge Gil Rodriguez

Eugenia Gil Rodríguez es una de las coachs más queridas del «Cantando 2020«. Con su frescura y talento y bajo la aprobación del jefe de coachs Sebastián Mazzoni, ya tuvo a cuatro parejas en el certamen de canto más popular del momento.

A lo largo de su carrera Euge ganó dos realitys musicales: «La banda de Cantaniño» y «El artista del año«, conducido por Mariana Fabbiani, también en la pantalla de El Trece. Es una de las artistas más requeridas de la comedia musical, participando en decenas de ellas. La joven dialogó en exclusiva con News Digitales y habló de su excelente presente laboral.

News Digitales: ¿Cómo empezaste tu carrera y cuándo sentiste que era por el camino de la música?

Euge Gil Rodríguez: Empecé mi carrera a los 14 años en “La Banda de Cantaniño” como parte del cuarteto pop “4 Reinas”. Desde muy chica me la pasaba cantando y bailando. Tuve suerte porque mis viejos me dieron la posibilidad de formarme. Cuando le pedí a mi mamá que me lleve al casting de Cantaniño era parte de un juego. Y después, a medida que fui avanzando en el programa, empecé a entender que era un trabajo: con horarios, responsabilidades, etc. Y toda la parte de las responsabilidades me sedujeron tanto como la del juego. Así que, rápidamente, me enamoré de ese camino y decidí que quería pasar mi vida entre escenarios, camarines y estudios.

ND: ¿Tuviste otros trabajos a lo largo de tu vida más allá de lo musical?

EGR: Afortunadamente siempre pude trabajar de lo que me apasiona. ¡Pero eso es porque me apasionan muchas cosas! El teatro musical es mi gran amor y tuve la bendición de poder transitarlo desde varios ángulos: trabajé como intérprete, como directora vocal, como arregladora vocal, como autora. La docencia es mi otra gran pasión y hace ya 12 años que la practico en distintas instituciones y espacios educativos. En mi estudio privado, actualmente estoy involucrada en otro proyecto educativo que lideran Ricky Pashkus y Fer Dente, llamado IAM.

ND: ¿Qué te apasiona?

EGR: – Me apasiona escribir canciones, lo hice para mi y para otros artistas y otros proyectos (en Spotify y todas las plataformas digitales está mi primer EP como cantautora llamado “Un Lugar Mejor”). También a lo largo de los años me vi involucrada en el asesoramiento artístico de distintos proyectos discográficos, televisivos, educativos. Son todas cosas distintas pero parecidas y que se relacionan. Me considero una trabajadora del espectáculo.

ND: Sos una de las pocas que ganó dos realitys musicales ¿Qué sentiste cuando te llamaron del Cantando…?

EGR: La piba te ganó dos realities. ¿Que locura, no? La gente a veces me pregunta porque tomé dos veces la decisión de meterme. Yo siempre digo que Cantaniño casi no lo viví como reality, éramos tan chicas, no existían las redes sociales y la exposición mediática era menor. Cuando tomé la decisión de sumarme a “El Artista del Año” fue porque el premio era otra cosa además de la banda, el disco, las giras, etc. En teoría, se estaba cocinando el remake al estilo Glee del éxito televisivo “La Banda del Golden Rocket” y los ganadores iban a ser los protagonistas de la ficción musical. ¡Imaginate las ganas que tenía de estar en ese proyecto! Finalmente no se concretó…

ND: ¿Cómo te sumas al «Cantando 2020»?

EGR: Mi participación como coach viene de la mano de Sebastián Mazzoni, nuestro jefe de coaches quién es uno de mis grandes maestros. Cuando fui convocada, sentí un gran emoción al saber que mi admirado maestro me había propuesto como su colega. Sebas es un profesional de lujo y un compañero generoso como pocos. Le estoy muy agradecida por muchas cosas, entre ellas por como lleva a cabo su tarea como jefe de coaches.

ND: ¿Cómo la estás pasando en el certamen?

EGR: La estoy pasando muy bien. Aprendiendo, mucho, todo lo que puedo. El principio de la cuarentena se hizo duro, nosotros veníamos de disfrutar de un éxito descomunal con el elenco de “Kinky Boots” y de un día para otro nos quedamos sin poder hacer función. Estoy muy agradecida de poder trabajar en este contexto que está afectando agresivamente a tantos artistas. Es todo un mundo nuevo, trabajar con los protocolos que se requieren y a veces hay que remar el doble. Pero remo contenta, me gustan los desafíos.

ND: ¿Qué pensás que vota la gente a la hora de salvar una pareja en el Cantando?

EGR: Realmente no lo sé. Hay votaciones que me sorprenden mucho, como la de Facu Mazzei y Laura Novoa. Por eso no me enrosco en tratar de adivinar o de sacar conclusiones, cuando toca que alguna de mis parejas esté en el teléfono simplemente le pido al Universo que nos de una mano.

ND: ¿Qué rol sentís que tiene cada jurado en el show?

EGR: Me da la sensación que Nacha y Moria van más a los performático que a lo vocal (no desde el mismo lugar, creo que Nacha valora la actuación, la conexión, la verdad del artista en el escenario y quizás Moria va más por el lado lo estridente, lo expansivo). Karina y Oscar me parece que son los que más resaltan los aspectos musicales y vocales de las performances del Cantando.

ND: ¿Te gustaría pasar a la pista y en algún momento cantar con alguien? ¿Con quién sería?

EGR: Me siento muy a gusto con mi rol como coach. Con las cuatro parejas con las que me tocó trabajar: Jey Mammon y Carla del Huerto, Melina Lezcano con Juan Pérsico, Flor Torrente junto a Michel Hersch y Mica Viciconte con Alito Gallo, me sentí y siento muy a gusto. Me gusta pensar para ellos, que canciones, que arreglos, que estética. Hoy creo que me divierte más eso que agarrar yo el micrófono y ponerle la voz a las canciones. Es algo nuevo. Lo otro ya lo hice en dos realities y ya está, no necesito repetirlo.