«Mi amigo Cali me llevó a estudiar teatro a los 15 años. Era mi único amigo. Era absolutamente romántico, escribía como los dioses«, comenzó relatando Facundo Arana en «Podemos hablar«.

A los 17 años, su amigo de toda la vida se peló para acompañar el dolor de Arana mientras le hacían quimioterapia a raíz de su enfermedad. «Cuando a mi me empezó a crecer el pelo, él también se lo dejaba más largo«.

«Un día me dijo que hagamos un testamento. Al año siguiente él murió de una aneurisma. Ahí le había escrito una frase a cada familiar«, relató Facundo en un clima muy emotivo.