La diva de los teléfonos está de festejo

Si hay un programa que mutó y cambió de nombre en reiteradas oportunidades fue el de Susana Giménez. Originalmente se estrenó un primero de abril de 1987 en ATC (actual TV Pública), en el horario de las 13 horas; y hoy se cumplen 33 años de dicho debut. Años más tarde fue «Hola Susana te estamos llamando», y luego quedó con su nombre completo bajo la marca SG.

El formato incluye entrevistas exclusivas, sketches, espectáculos musicales, y sobre todo entretenimientos: juegos y concursos marcaron a varias generaciones. Entre ellas el juego del millón o el imbatible, por mencionar unos pocos.

Ganadora de más de 20 premios Martín Fierro, incluido el de oro y el de platino, la diva de los teléfonos siempre tuvo una inocencia destacada por sus amados espectadores. Su hit televisivo se dio cuando preguntó al aire si un dinosaurio estaba vivo.

Otra cosa que hacía Susana en su formato diario (ahora va sólo los domingos), era llevar invitados internacionales que figuraban en el Libro de los récords Guinness, sitio donde Giménez ya formaba parte por haber recibido más de 32 millones de cartas en sus concursos.

Emilio Disi fue su compañero de sketchs durante tantísimos años, aunque con el tiempo también la acompañaron Jorgelina Aruzi y su amigo fiel amigo Antonio Gasalla, con la abuela y otros personajes, y siempre estuvo rodeada por sus bellos susanos. En 2007 Susana se animó a hacer un reality: realizó «El circo de las estrellas», que tuvo como ganadora a Natalia Pastorutti.

El merchandising que tuvo en este tiempo es amplio: desde su propio bingo, hasta su juego de mesa, pasando por la revista propia o el disco que editó en sus comienzos. Si bien su programa no estuvo al aire ni en 2006 ni en 2012, el ciclo tuvo años de licencia con especiales esporádicos durante el 2002, 2015 y 2018.

Aún no se sabe que pasará este movido 2020 con uno de los personajes más importantes de la televisión en Latinoamérica. Entre los tantísimos musicales que realizó, Susana siempre será recordada con «Detrás de todo solo hay una mujer«, en ese inolvidable videoclip que armó junto al equipo artístico de Telefé con Marcelo Iripino a la cabeza.