La cantante Lilly Allen y el actor David Harbour tuvieron una boda al estilo Las Vegas que se volvió viral por su austeridad y sencillez

Tiempo atrás una noticia sorprendió al mundo del espectáculo: la cantante británica Lily Allen estaba de novia con el famoso actor que le dio vida a Jim Hooper en Stranger Things, David Harbour. Ahora, apenas un año después, la pareja vuelve a hacer arder las redes con una gran novedad: se casaron en una divertida y austera boda en Las Vegas.

Como es tradición entre las figuras de Hollywood, Lily y David eligieron la capilla Graceland de la mítica ciudad de Nevada para dar el «sí, quiero» y sellar su amor. La boda fue el lunes 7 de septiembre y tuvo como gran protagonista a Brendan Paul, un famosísimo imitador de  Elvis Presley que ofició la ceremonia.

Lejos de los lujos, el evento fue íntimo y contó únicamente con la participación de Marnie Rose y Ethel, las dos pequeñas hijas de Lily, de 7 y 8 años, fruto de su amor con Sam Cooper, su exmarido. Para la ocasión, Lily eligió un look super relajado (muy distinto al atuendo sofisticado que había escogido en su boda anterior): un vestido blanco abotonado de Dior y un pequeño velo blanco.

Luego de que trascendiera la noticia entre los principales portales de espectáculos del mundo, las estrellas decidieron compartir una serie de fotos en sus cuentas personales de Instagram. Allí se los puede ver sonrientes y con miradas cómplices, posando junto al falso Elvis y en la puerta de la capilla.

View this post on Instagram

❤️❤️❤️

A post shared by Putting the ‘is’ in Nuance (@lilyallen) on

Además, las postales que más llamaron la atención fueron las del evento posterior con el que celebraron la boda: una cena para los 4 en Innout, un reconocido lugar de hamburguesas de Las Vegas. Vestida de novia, Lily  compartió una divertida imagen comiendo una hamburguesa que cayó muy simpática entre sus fanáticos y que ya acumula más de 300 mil likes y cientos de comentarios.

Por su parte, David subió una foto de la familia sentada en la mesa del local con su comida recién servida, un gesto se sencillez entre tanta fama. En la publicación, el actor ironizo sobre los festejos y con humor afirmó: “En una boda oficiada por el propio rey, la princesa del pueblo se casó con su devoto, humilde pero amable titular de la tarjeta de crédito en una hermosa ceremonia iluminada por los cielos cenicientos, cortesía de un estado en llamas a millas de distancia en medio de una pandemia mundial. Se sirvieron refrescos en una pequeña recepción a continuación”.