“Si alarmé a alguien, pido perdón” Laurita Fernández fue denunciada por sus vecinos, por irse de su departamento y luego por los vecinos de Cabré.

El dia 13 de marzo, la cuarentena aún no era obligatoria, Laurita Fernández arribó a la Argentina desde Estados Unidos, de un viaje muy anhelado que hizo con un amigo. Llegó, y por venir de una zona de riesgo por el avance del Coronavirus, se confinó sola, en aislamiento en su departamento.

Sin embargo, este jueves, Pronto informó que los vecinos de la actriz y bailarina llamaron a la policía para denunciar que Laurita había roto la cuarentena para ir a la casa de su novio, Nicolás Cabré.

La situación existió, y la actriz fundamentó el importante motivo que la llevó a dejar el aislamiento, respetando meticulosamente las medidas sanitarias y legales que rigen actualmente en la Argentina, ante la pandemia de coronavirus. “Quiero contarles qué pasó para despejar dudas, ya que entiendo es un tema sensible» comenzó explicando Laurita en sus redes

Laurita Fernández
Laurita Fernández "Me fui porque me cortaron el agua"

Las autoridades de seguridad se acercaron al domicilio y comprobaron que Laurita no estaba allí. Acto seguido, la policía notificó que Fernández estaba en la casa de Cabré. «Vine acá porque no tengo otro domicilio si no era este. A lo de mi mamá no me iba a ir porque es mayor de 60 años y quiero que esté sola», dijo Laurita, que permanece en la casa del actor. 

Al llegar al barrio privado en el que vive Cabré, los vecinos de su novio, otra vez la denunciaron y llamaron a la policía. Entonces, la actriz presentó los permisos que había solicitado, junto con material audiovisual del estado de su departamento, y le pidieron que se quedara dentro de la casa de Cabré y no vuelva a salir.