Lucia Galan aloja en plena cuarentena a un niño abandonado

Lucia Galán Joaquín Galan hace años están al frente de una fundación, «El hogar Pimpinela para la niñez» que en épocas de cuarentena sufrió también el golpe de esta pandemia.

El Hogar Pimpinela tiene 25 chicos y, desde que comenzó la cuarentena, se mudaron a casa de su familia sustituta, que son voluntarios que los cuidan en estas situaciones.

«Hay un chico que se llama Nico, que fue abandonado por la familia y es divino. Tiene seis años y fue operado, tuvo un trasplante de hígado. Él no tenía con quien quedarse y Lucía se lo llevó. La distancia que tengo con Lu es por eso. No me puedo acercar mucho porque al ser menor también pertenece a un grupo de riesgo y yo lo soy también» dijo Pablo Alarcon, pareja de Lucia Galán en dialogo radial con Daniel Ambrosino.

«Le estaba enseñando tocar en el piano el cumpleaños feliz y lo acompaña en su estudio y la realización de los deberes. Está todo el día trabajando, agotada no para. Pero bueno, este chico es divino, yo lo conozco y ahora está con ella, por eso no me acerco mucho a la casa», detalló para completar la historia.

Lucia Galan