Madonna transformó la playa de Copacabana en su pista de baile con un show gratuito para dos millones de personas el último sábado.

Madonna finalizó su mega gira de The Celebration Tour, en Río de Janeiro con un espectacular show gratuito en la playa de Copacabana el sábado por la noche, convirtiendo la vasta extensión de arena de Río en una enorme pista de baile repleta de una multitud de admiradores. Era el último show de su primera gira retrospectiva que comenzó en octubre en Londres.

The Celebration Tour – Live in Rio De Janeiro

La “Reina del Pop” inició el espectáculo con su éxito de 1998 “Nothing Really Matters”. La numerosa multitud ovacionó apretujada contra las vallas. Otros siguieron el concierto en fiestas en apartamentos y hoteles muy iluminados con vistas a la playa. Helicópteros y drones sobrevolaron la zona, mientras que lanchas y veleros cerca del escenario llenaban la bahía.

Madonna transformó la playa de Copacabana en su pista de baile: las fotos de su increíble show
“Aquí estamos en el lugar más hermoso del mundo”, dijo Madonna a la multitud. Señalando la vista al mar, las montañas y la estatua del Cristo Redentor que domina la ciudad, agregó: “Este lugar es mágico”. Madonna entro los éxitos, interpretó “Like A Virgin” y “Hung Up”. Para la introducción de “Like A Prayer”, su cabeza estaba completamente cubierta con una capa negra y llevaba un rosario en las manos.

Casi dos millones de personas disfrutaron en Río de Janeiro el show de Madonna gratis

Madonna convocó a dos jóvenes artistas brasileños. Anitta fue jueza de una competencia de baile con “Vogue” y Pabllo Vittar bailó con una versión con músicos de samba de “Music” para la que todos, incluyendo a Madonna, llevaban camisetas similares a las de la selección brasileña de fútbol y apareció la bandera de Brasil en las pantallas en el fondo del escenario.

El gobierno municipal de Río de Janeiro coordinó un despliegue sin precedentes de miles de agentes policiales para gestionar la multitud estimada en alrededor de 1,5 millones de personas. Esta estrategia de seguridad, es muy similar a la utilizada durante las famosas celebraciones de Año Nuevo de la ciudad. La seguridad de los agentes garantizó un ambiente seguro para los asistentes.

El evento estuvo precedido por una intensificación de la vigilancia por parte de las autoridades brasileñas, recordando el trágico incidente ocurrido el año anterior en un concierto de Taylor Swift, donde un joven fan perdió la vida debido a un golpe de calor. Tales medidas aseguraron que la seguridad y la salud de los asistentes fueran prioridad durante el espectáculo.

Casi dos millones de personas disfrutaron en Río de Janeiro el show de Madonna gratis

Los gobiernos estatales y municipales de Río de Janeiro revelaron que destinaron 20 millones de reales (aproximadamente 3,9 millones de dólares) para la organización del concierto, mientras que el resto del financiamiento provino de patrocinadores privados. Se estima que este evento masivo podría generar alrededor de 300 millones de reales a la economía local, demostrando el impacto significativo de la música y el entretenimiento en la región.

El concierto de Madonna en la emblemática playa de Copacabana no solo fue un hito en la historia del entretenimiento en Brasil, sino también un testimonio del poder de convocatoria y la influencia duradera de una de las artistas más influyentes de todos los tiempos.