La justicia ordenó que Javier Naselli pueda ver al hijo que tuvo con Vicky Xipolitakis.

Después una larga pelea judicial con Victoria Xipolitakis, su expareja Javier Naselli obtuvo el permiso necesario otorgado por un juez para poder ver a su hijo, Salvador Uriel, lo antes posible. La modelo lo había denunciado el año pasado por violencia de género y, amparada en aquella situación, no habría dejado que su ex tenga relación con el niño, de un año y medio de edad, hasta el momento.

Naselli y Xipolitakis

Según contó el jueves Rodrigo Lussich en «Intrusos», las visitas que autorizó el juez serán en casa de Naselli, bajo estrictas normas sanitarias -deberá asistir con una constancia de covid-19 negativo- y la presencia de una asistente social propuesta por Xipolitakis, cuyos honorarios deberán ser abonados por el empresario. Serán dos horas semanales.

La abogada Mariana Gallego, especialista en el tema, habló del caso en «Hay que ver». «Este asunto coincide con muchos casos de hijos rehenes», aseguró, y comentó que Vicky no sólo impide el vínculo del padre con su hijo, sino también con el resto de la familia paterna.

«Si vos tenés un bebé y tenés una orden de restricción recíproca es porque, evidentemente, hay una situación de violencia familiar, o al menos eso fue lo que se denunció. Por eso, hay un tercero que tiene que llevar a cabo esta revinculación», explicó la letrada. En paralelo, Xipolitakis reclama 28 millones de pesos en concepto de manutención del pequeño.