Luciana Salazar, eliminada ayer del Bailando, dio una nota para Revista Caras con producción fotográfica en la que incluye a su hija Matilda.

Luli hace rato viene en sus redes insistiendo con la política al punto de dar resultados electorales y opiniones que levantan polémica, pero esta vez fue mucho más allá y confesó al magazine de espectáculos que «No descarto la posibilidad de ser primera dama» dijo mientras se probaba la banda presidencial para las fotos.

Polémica tapa de Luciana Salazar, quiere ser primera dama

Además la conductora afirmó que le gustaría tomar un café con el presidente electo Alberto Fernández y que esta a un solo paso de tener su propia consultora política. Y además sueña con «Darle un mejor país a su hija»

¿Se viene Luli 2024?