El diseñador Roberto Piazza habló con News Digitales sobre el coronavirus y su cuarentena

Roberto Piazza llegó el 4 del mes pasado de España, donde había ido a presentar sus diseños. News Digitales habló con el diseñador en exclusivo para saber cómo fue su experiencia y cómo vive el distanciamiento social obligatorio.

«Llegamos con mi pareja de Madrid justo cuando allá estaba explotando todo lo del Coronavirus. Zafamos de pedo. Llegué muy feliz a la Argentina con miles de proyectos. Giras por el país, de todo, y volvia a Madrid ahora este mes para hacer la gira Madrid, Marbella y Dubai», relata.

«Mi pareja esta un poco mas animado. Yo estoy destruido psiquicamente«, -confiesa-, «físicamente estoy muy bien, hago pesas, trato de comer lo menos que puedo para no engordar. Pero mi cabeza no la puedo ocupar porque ya todo lo tenía planeado. Hay días me tomo dos pastillas para dormir todo el día. Envidio a los periodistas que tienen permiso para salir y trabajar».

ND: ¿Cómo te afecta en tanto dueño de una PYME?

Roberto Piazza: Los que tenemos pequeñas o medianas empresas estamos en el horno porque todo está para el orto. La cadena de pagos y cobros se corta y para los préstamos que dicen que va a dar el gobierno a las PYmes, te piden mil papeles. Mis veinte escuelas no pueden abrir y las cosas no se pueden pagar y tampoco yo puedo cobrar. Todo muy lindo eso de no salir a la calle pero hay que ver como solucionar el tema de los que tenemos cosas que logramos durante tantos años de trabajo. No me quiero volver a fundir como con Menem«.

Roberto Piazza

«Yo creo que mucha gente después de esto va a cambiar su modo de pensar. Yo cambie. Estoy perdiendo la fe. Eso de que paga justo por pecador, conmigo no va. A Dios le pedí y le agradecí tantas veces… yo creo que fui una persona que accionó bien en la vida, o lo mejor que pude. Hice cosas malas como todos, no soy Sor Juana Ines de la Cruz, pero hice cosas buenas para la Argentina -confiesa- cuando esto pase, y yo no tengo muchas expectativas que esto pase tan rápido, van a pasar seis meses y la gente va a volver a ser la misma mierda de siempre. El que nace mierda sigue mierda pase lo que pase».

Para pasar las horas, Roberto Piazza trata de dormir lo más que puede, sube a sus redes fotos de moda, y limpia todo para que el día se le haga corto.

«El día es un lió para mi, me llaman por problemas de todos lados y ver televisión es como ver el ‘Te Deum de Mozart‘. Hace treinta días que no me río», confiesa.

«Si Dios está aún, que nos bendiga a todos o al menos a los científicos y que descubran la vacuna. Y si me tengo que morir que sea rápido», dice para cerrar.

Roberto Piazza