La mediática pelea entre Susana y Nicole, la conductora versus la modelo por los derechos de los animales

Cuando la espléndida Susana Giménez, abandonando su habitual simpatía e inocencia televisivas, rugió refiriéndose a la modelo Nicole Neumann «¡Es una estúpida!» entre otras cosas, lo que la diva de Barrio Parque estaba sacando a relucir era la respuesta a quien criticó la adopción de una perrita guaimarán y no era suficiente argumento para llegar a semejante nivel de exabrupto.

Hoy queda claro que Susana y Nicole no se pueden ver y ni escuchar que se las mencione, pero la realidad es que hubo otras historias catastróficas entre ellas que vienen de lejos y que ante el menor estímulo responden sin piedades con misiles a quemarropa. Puntualmente el dardo original de Neumann criticando a la conductora del programa que tanto la había llevado y hasta contratado para su living, cuando se separó de Fabián «Poroto» Cubero.

Se sabe que Nicole tiene una propiedad en Cardales con 160 perros recuperados de la calle y de condiciones emergentes de la vida y cuando trascendió que Susana había devuelto al criadero que le vendió una cachorrita guaimarán a la que llamó Rita, porque le mordía los muebles de madera y rompía objetos de decoración, Neuman la fusiló ante los medios: «No veo bien y no comparto la decisión de devolver a un niño o a un cachorro que se recibe en adopción… Eso es falta de corazón«

¿Para qué?, si ya se sabía que las cosas entre ellas estaban tensas. Fue cuando Susana verde de odio llamó a un programa de televisión y la trató a su oponente de «¡Estúpida!», en clara definición de quien tantas veces había sido su invitada y entrevistada, más allá de sus sensaciones personales.

No olvidemos de los encuentros televisados de Susana Giménez con el actual diputado nacional Facundo Moyano, que muchas publicaciones hablaban como el nuevo y joven novio de la diva lo que originó que la difunta madre del parlamentario, Elvira de los Angeles Cortés, declarara que «Susana no es la mujer de mi hijo, él tiene novia acorde a su edad, y Susana tranquilamente podía ser su abuela«.

Aquellas palabras de la madre de Moyano fueron como una bomba tremenda para una estrella cuidada como Susana, que encarnó aquel ataque en la figura de Nicole, que se llamó a silencio mientras iba y venía en sus encuentras cuidados con Moyano, que hasta la llevó a una ceremonia diplomática en la Embajada Argentina en la española Madrid, que fue premeditadamente fotografiada y difundida a los medios, para disgusto de Giménez.

Una perrita recién nacida no podía ser el motivo del nuevo round que volvieron a librar Susana y Nicole, que no podía haber despertado semejante guerra con un par de ladridos. Las sábanas suelen ser buenos fundamentos para llegar a este estallido, y si además están los ojos del universo de las comunicaciones, mucho más. Pensalo