The Cavern, mítico club en Liverpool donde nacieron Los Beatles, corre peligro de desaparecer debido a la compleja situación que vive la industria musical en el contexto de pandemia

Es uno de los lugares más visitados de Liverpool; allí nacieron Los Beatles y sus fans no dudan en sacarse una foto en la entrada del histórico club. Pero por la pandemia causada por el coronavirus, The Cavern podría cerrar sus puertas para siempre debido a la difícil crisis económica que está viviendo este icónico espacio.

Sus dueños informaron que están perdiendo mucho dinero – cerca de 40 mil dólares por semana- y que si no llega una ayuda del gobierno tendrán que bajar la persiana para siempre. El fin de semana anterior , el local reabrió sus puertas tras varias semanas de cierre obligatorio.

Joe Anderson, alcalde de Liverpool, destacó: “El hecho de que The Cavern, un lugar mundialmente famoso, pueda cerrar para siempre debido al coronavirus debería poner en alerta al Gobierno respecto del peligro que corre nuestra industria musical”.

“Este virus no solo causó dolor, sino que está probando ser una verdadera amenaza para nuestra escena cultural. La perspectiva de perder una joya nacional como The Cavern es un escenario horrible para todos; afectará ya sean fans de Los Beatles, amantes de la música y a aquellos cuyo sustento depende su actividad», agregó Anderson.

The Cavern se inauguró el 16 de enero de 1957, con la presentación de la Merseyssippi Jazz Band. El 9 de febrero de 1961 quedó para siempre en la historia: los Beatles dieron su primer show en su escenario. En noviembre del mismo año, Brian Epstein los vio tocando y más tarde se convertiría en el manager. La banda brindó 292 recitales en total en el club. El última fue el 3 de agosto de 1963.

En julio de 2018, Paul McCartney dio un show sorpresa en el famoso local. El anterior había sido en 1999. El músico recorrió sus casi seis décadas de carrera. Después de una zapada con su banda, siguió con “Twenty Flight Rock”, la misma canción que un 6 de julio de 1957 tocó frente a John Lennon y que le permitió entrar en The Quarrymen, el grupo que años más tarde se convertiría en The Beatles. También presentó algunas de las canciones de su disco Egypt Station, que salió unos meses después. El cierre fue con “Helter Skelter”.

View this post on Instagram

Today we remember John Lennon

A post shared by The Cavern Club (@cavernliverpool) on

El Cavern Club cerró en dos oportunidades: la primera fue en marzo de 1973, cuando la compañía British Rail compró el edificio para construir un conducto de ventilación. En abril de 1984, el jugador de fútbol del Liverpool F.C., Tommy Smith se asoció con la empresa Royal Life y reconstruyeron el club ocupando prácticamente el mismo espacio original, y respetando el diseño. Incluso se usaron cinco mil ladrillos del viejo Cavern.

En 1989, la sala atravesó una dura situación financiera y cerró sus puertas durante un año y medio. El profesor Bill Heckle y su amigo, el taxista Dave Jones lo compraron y son sus dueños hasta el día de hoy.