El intendente de Escobar Ariel Sujarchuk acompañó a Axel Kicillof en una charla abierta con los vecinos de Ingeniero Maschwitz. En un encuentro con empresarios en el predio Irenaika, señaló los cambios que observa en su distrito a pocos meses de terminar el primer mandato de Mauricio Macri, donde según él, se paró completamente el crecimiento de un territorio pujante.

«En nuestro distrito siempre tuvimos algunos sectores de vulnerabilidad pero hace mucho que no se ve lo que está pasando ahora», dijo Sujarchuk, y contó que cada vez son más las personas sin ingresos o de escasos ingresos que se tienen que acercar a comedores u otros sectores de contención social.

Por otro lado, también señaló que «por primera vez» en un «distrito que venía creciendo un montón en cantidad de ingresos y nuevas radicaciones», muchas empresas se tuvieron que achicar y endeudar, y hay más pedidos de cese por cierre de comercio «que de habilitación por apertura de nuevos comercios y sucursales».

«Lo que necesitamos es terminar con estar grieta social y política que nos generaron, unirnos todos, bajar los prejuicios y realmente pensar qué es lo mejor para los argentinos y para los bonaerenses. Darnos cuenta que en algún momento nos fue mejor, que cometimos errores, pero que lo que tiene que venir, de ahora en adelante, es una provincia que crezca», ilustró.