El Gobierno de Axel Kicillof entregaría un subsidio de 300 mil pesos, 50 mil por mes, durante 6 meses a personas en extrema vulnerabilidad social, para la compra de materiales de construcción, alojamiento y alimento

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires, comandado por Axel Kicillof, evalúa distintas medidas para hacerle frente a la problemática habitacional derivada en la toma de tierras tales como la que tiene lugar en Guernica. En este marco, la medida publicada hoy en el Boletín Oficial establece un subsidio de 300 mil pesos repartidos en 50 mil pesos durante 6 meses para mitigar las usurpaciones. Beneficio que solo podrá ser entregado durante 3 meses, pero que podría extenderse 3 meses más en caso de ser necesario

Esta medida se oficializó a través del decreto 938/2020 publicado esta mañana en el Boletín Oficial bonaerense, donde detalla la creación del «Programa de Asistencia Crítica y Habitacional«. Este programa establece el otorgamiento de subsidios para personas “en extrema vulnerabilidad social” y será para atender la problemática habitacional

La medida dispondrá de 54 millones de pesos para repartir y estará a cargo del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, a cargo de Andrés Larroque. Según señala el decreto, el objetivo es «atender a la población vulnerable de la provincia de Buenos Aires que necesite asistencia para acceder a una vida digna, tanto en materia alimentaria como habitacional, mejorando las condiciones de habitabilidad para grupos en situación de riesgo social, y la calidad de vida de los mismos»

En este caso, la medida de Axel Kicillof establece que los beneficiarios del subsidio solo podrán utilizar el dinero en «gastos de alojamiento, materiales de construcción y otros, que tengan como propósito resolver el problema habitacional existente», como también «alimentos, elementos de higiene personal y elementos de prevención, entre otros elementos de primera necesidad«

La suma en tanto, se terminará de definir por el Ministerio de Desarrrollo de la Comunidad será «de acuerdo con la composición de los grupos familiares y al índice de vulnerabilidad que establezca, en base a lo que surja del informe social correspondiente». Asimismo, uno de los puntos importantes a destacar es que cada familia deberá rendir cuentas de los gastos realizados con el subsidio

Según explica el texto, la medida está destinada a «contribuir a la mejora de la situación socioeconómica de los sectores de la población de alta vulnerabilidad social para mitigar los efectos de la pandemia y pospandemia»