La Justicia Federal revocó hoy el beneficio de la prisión domiciliaria al exvicepresidente Amado Boudou pero determinó que solo volverá a prisión una vez que quede firme esta decisión, en la causa por la venta de la ex-Ciccone Calcográfica, informaron fuentes judiciales.

El juez de ejecución Ricardo Basílico decidió hacer lugar al pedido de los fiscales que en diciembre habían reclamado que el exvicepresidente Amado Boudou vuelva a la cárcel cuando la Corte Suprema de Justicia dejó firme su condena por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública.

Ahora, la defensa se prevé que apelará el fallo de Basílico y la decisión quedará en mano de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal.

Al tener firme la condena, Boudou seguía detenido porque la Justicia entendía que ameritaba prisión domiciliaria en virtud del estado de «vulnerabilidad» que transitaban sus dos hijos menores de edad.

El ex vicepresidente había logrado la prisión domiciliaria el 6 de abril de 2020 por decisión del juez Daniel Obligado, quien consideró que en ese momento el fallo no estaba firme y que había una situación de vulnerabilidad en el cuidado de sus dos hijos.