La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le solicitó al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, que sea retirado el vallado instalado por el gobierno de la Ciudad en la zona que rodea al Congreso Nacional.

A través de  las redes sociales, fue convocada para hoy a partir de las 16 horas en las inmediaciones del Congreso de la Nación y en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires una marcha y vigilia en protesta por el tratamiento del proyecto de reforma judicial impulsado por el Gobierno nacional.

Por tal motivo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había dispuesto que se instalara una valla alrededor del Palacio Legislativo para «evitar incidentes». El vallado fue instalado en horas de la mañana.

Sin embargo, fuentes oficiales del entorno de la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, así como fuentes del gobierno porteño, confirmaron la breve charla telefónica que mantuvieron la expresidenta y el Vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli -quien se encuentra a cargo de la seguridad en la Ciudad de Buenos Aires-, en la cual Cristina le solicitó a Santilli que la administración porteña retirase el vallado. Según fuentes oficiales, la titular del Senado no quiere protección para el Parlamento, y desea que la gente pueda manifestarse libremente.

Según se viralizó por las redes sociales, los organizadores pretenderían acampar frente al Congreso en la denominada marcha del «26A» para continuar con la protesta durante el día mañana, momento en el cual la Cámara alta debatirá la iniciativa impulsada por la Casa Rosada, fuertemente cuestionada por la oposición. El debate de la iniciativa está previsto para mañana, jueves 27 de agosto, en una sesión especial del Senado convocada a partir de las 14 horas.