En el Día Nacional por el Derecho a la Identidad, el presidente Alberto Fernández lanzó el Certificado de Pre-Identificación (CFI) para garantizar el derecho a la identidad de quienes no se encuentren inscriptos en el Renaper.

El Presidente Alberto Fernández encabezó está tarde desde la Casa de Gobierno el acto de lanzamiento del Certificado de Pre-identificación (CPI) para garantizar el derecho a la identidad de quienes no se encuentran inscriptos en el Registro Nacional de las Personas (Renaper), y facilitar la identificación y emisión del Documento Nacional de Identidad (DNI).

Desde allí  sostuvo  que es «imperdonable que un Estado por no tener registrada a una madre y no darle documento, haga padecer a ella y a sus hijos» y dijo que en la Argentina hay muchos ciudadanos que, «por no estar registrados, son gente desconocida en el país donde nacieron y viven».

«Fue una estupenda idea de todos los que me acompañan que este Día de la Identidad la dediquemos a los que viven indocumentados en la Argentina por múltiples motivos. Es una reparación por lo que el Estado no hizo durante muchos años», dijo el mandatario. En ese marco, el presidente afirmó que en la Argentina «hay muchos que necesitan conocer su identidad».

Durante el acto en Casa Rosada, en el marco del Día Nacional del Derecho a la Identidad, el jefe de Estado estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Interior, Eduardo de Pedro; la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta; y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

Según se informó oficialmente, la medida tiene como objetivo iniciar y facilitar el proceso de reconocimiento de la personalidad jurídica de aquellas personas que no cuentan con la certificación correspondiente, a la vez que garantizar el acceso a derechos básicos de quienes no se encuentran registrados con partida de nacimiento o DNI.

En su discurso, el presidente reseñó que el Día de la Identidad «fue instituido en Argentina para tratar de darle identidad a los que lamentablemente se les había privado de su identidad, o cambiado, o tergiversado» y destacó que «ese fue el resultado de un grupo de mujeres, abuelas, que se hicieron cargo de la búsqueda de sus nietos que una dictadura les había arrebatado».

En ese marco, Fernández recordó el cumpleaños número 90 de Estela de Carlotto, titular de las Abuelas de Plaza de Mayo: «Feliz cumpleaños, Estela, te queremos un montón. Tenés mucho que ver con este día», sostuvo el mandatario.

«Cada vez que recordábamos el Día de la Identidad recurríamos a esos argentinos que habían sido privados de conocer de dónde venían y a los que muchas veces se les habían engañado, creyendo que eran parte de una vida que no era de ellos, de un origen que ellos desconocían», reseñó.

El presidente Alberto Fernández durante la presentación del nuevo Plan

El presidente contó, además, que tomó contacto con la problemática, antes de ser candidato, cuando un día que paseaba a su perro por una plaza se contactó con un joven de 25 años llamado Marcelo, quien le relató las dificultades que tenía para conseguir trabajo ya que no tenía DNI.

«Cuando llegamos a la presidencia, nos dimos cuenta de que había muchos Marcelos, y dijimos ‘hagamos algo rápido’ porque hay un montón de argentinos que no tienen documento, lo que les complica la vida, como el acceso a cobrar la AUH o la Tarjeta Alimentar».

Asimismo, el presidente sostuvo que «es imperdonable que un estado por no tener registrada una madre haga padecer a esa madre y a los hijos» y consideró que «fue culpa de un sistema burocrático que hace las cosas muy difícil para que la gente se documente».

«Lo que implementamos hoy es un sistema más ágil, a partir de hoy empezamos a saber quién es quién. El trámite será rápido y los registrará como ciudadanos argentinos como merecen. Esto es una reparación de lo que el Estado no hizo durante muchos años», concluyó el primer mandatario.

Durante la actividad, el presidente se puso en contacto por videoconferencia con Norma Perrotti Delabio, de 83 años, quien durante 18 años intentó gestionar el DNI de su hija, Olga, sobre la que aseguró: «no se lo pude conseguir, pero gracias a Dios y a ustedes, mi nieta siguió lo que yo dejé y lo consiguió». En ese sentido, agradeció al mandatario por la «sorpresa» que significó para ella la entrega del certificado.

A través de un video, el ministro de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, informó: «creamos este certificado que se podrá obtener en las oficinas de los registros civiles de todo el país o en las del Renaper para comenzar a reparar el problema de muchos argentinos y argentinas que todavía no tienen DNI.»

La medida tiene como objetivo iniciar y facilitar el proceso de reconocimiento de la personalidad jurídica de aquellas personas que no cuentan con la certificación correspondiente, a la vez que garantizar el acceso a derechos básicos de quienes no están registrados con partida de nacimiento o DNI. Además, permitirá al Estado nacional contar con un registro de personas no inscriptas en el sistema, que incluya los datos biométricos.