La Cámara de Representantes de los Estados Unidos lo aprobó durante el día de ayer

Por tercera vez en su historia, en el día de ayer la Cámara de Representantes -de mayoría demócrata- decidió elevar al Senado el pedido de destitución del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. El Comité Judicial de la Cámara había aprobado la semana pasada dos artículos que ahora, después del debate, permiten que el mandatario tenga un juicio político o «impeachment» en su contra.

Los artículos son por abuso de poder y obstrucción al Congreso. El 24 de Septiembre de este año, Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes presentó una denuncia que acusa a Trump de haberse comunicado con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, para extorsionarlo para obtener información a cambio de US$ 250 millones sobre Joe Biden, un posible rival demócrata, de cara a las elecciones del 3 de Noviembre del año próximo. La denuncia fue acompañada de evidencia y testigos que llevaron a la Cámara a aprobar las acusaciones.

Para que el presidente sea expulsado de la Casa Blanca por destitución, el Senado debe condenarlo con una mayoría de dos tercios de sus 100 integrantes. Sin embargo, el Senado estadounidense cuenta actualmente con 53 republicanos, 45 demócratas y 2 independientes, que generalmente votan con los demócratas. Por lo tanto, para que Trump sea condenado deberían desertar 20 miembros del Partido Republicano.