El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis denunció que el gobierno de Macri había anunciado que iban a hacer 4 mil kilómetros de «rutas seguras», pero sólo hicieron el 0,15% de lo prometido.

El exministro de Transporte, Guillermo Dietrich, había anunciado durante la gestión de Cambiemos el Plan Vial Federal 2016-2019, que contemplaba un conjunto de obras a realizarse en distintas autopistas y rutas del país. Entre otras cosas, el objetivo era convertir rutas inseguras en «rutas seguras», convertir rutas colapsadas en autopistas y construir “4 mil kilómetros de rutas seguras”. Las «rutas seguras» serían la ampliación de las rutas actuales, para que sean más anchas y tengan asfalto en las banquinas.

Sin embargo, a partir de las declaraciones del actual ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien aseguró que las obras anunciadas sólo se habían ejecutado en alrededor de un 0,15%, el sitio de Fact Check (chequeo de veracidad de declaraciones de funcionarios y políticos) Chequeado.com analizó sus dichos y le dio la razón. Según arroja el informe que publicó el sitio,

  • El Plan Vial Federal 2016-2019, lanzado y ejecutado durante la gestión de Cambiemos, preveía la construcción de 4 mil kilómetros de “rutas seguras” (rutas más anchas y con asfalto en la banquina).
  • Una auditoría hecha por la Dirección Nacional de Vialidad calculó que hasta diciembre de 2018 sólo se habían construido 6 kilómetros de esta modalidad de ruta.
  • Por fuera de este programa, Cambiemos finalizó al menos 21 kilómetros de nueva ruta y realizó otro tipo de obras.

La Unidad de Auditoría Interna (UAI) de la Dirección Nacional de Vialidad realizó un análisis sobre el grado de avance de las obras del Plan hasta fines de 2018 a pedido de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN). Los resultados de la auditoría son categóricos: “El programa ‘rutas seguras’ prácticamente no registra avances. Se ejecutaron solamente 6 de los 4 mil kilómetros planificados, es decir un 0,15% del total anunciado. Se observa que las obras ejecutadas o en ejecución consistieron primordialmente en repavimentaciones, registrándose un escaso o nulo avance en los programas de construcción de autopistas y de ‘rutas seguras’”.