La emergencia ambiental en el Paraná surge debido a la quema de los pastizales para expandir la frontera agropecuaria y la plantación de soja

La ciudad de Rosario y distintos puntos de Santa Fé se encuentran cubiertos por cortinas de humo, en ese marco crece la emergencia ambiental por la quema de pastizales para la ganadería y el cultivo de soja. Según distintas fuentes, en lo que va del año, y a pesar de la cuarentena, ya se registraron más de 3000 focos de incendio en la zona de los humedales del Rio Paraná, los cuales cubrieron 250 kilómetros cuadrados, lo que representa una superficie superior a la Ciudad de Buenos Aires.

Es por este motivo que el Ministerio de Ambiente de la Nación declaró la emergencia ambiental en la zona. Además la provincia vecina, Entre Ríos deberá entregar «los datos catastrales y de titularidad dominial a fin de identificar los propietarios de las zonas afectadas por el fuego en el marco del plan de fiscalización».

Emergencia ambiental: Prendieron fuego los pastizales en el delta del Paraná

Desde la agrupación El Paraná No Se Toca denuncian que quienes inician estos incendios son los empresarios ganaderos de las islas, con el objetivo de renovar los pastizales. En ese marco la agrupación explicó que «las quemas no son una práctica compatible con los humedales, en éstos, la regulación de la vegetación se produce por el agua durante las crecientes; y la vegetación y la fauna están adaptados a ello. Los incendios en las islas son intencionales – con fines productivistas – y generan un efecto devastador en las especies que ahí habitan«

Debido al incendio y la quema de pastizales (realizadas por empresarios ganaderos y agrícolas) los gobiernos de Entre Ríos y Santa Fe, con los ministerios de Seguridad, de Agricultura y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, firmaron un acta que daría respuesta a la problemática que afecta a la zona del delta del Paraná.

Mientras tanto, los focos de fuego continúan creciendo, «acá les dejamos los focos de incendios de estos últimos 30 días, esperemos que se encuentre una solución antes que el verde del humedal se transforme una sola mancha roja» explican desde El Paraná no se toca

Emergencia ambiental: Prendieron fuego los pastizales en el delta del Paraná
Fuente: Agrupación El Paraná no se toca

Debido a esta destrucción, todas las especies que habitan el lugar se encuentran en amenazadas, incluido el ciervo de los pantanos, animal que está en peligro de extinción. A su vez, en el lugar hay una gran diversidad de comunidades vegetales arbóreas en las que se destacan el  bosque fluvial mixto o la «selva ribereña» (selva galería).

En cuanto a esto, la agrupación Jóvenes por el Clima Rosario publicó: «El humedal es uno de los ecosistemas más importantes del país, alberga una enorme cantidad de formas de vida autóctonas, especies que cada vez están más sometidas a las presiones ambientales lo que propicia la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de nuevas enfermedades zoonoticas, la degradación de los suelos, etc.»

View this post on Instagram

Hoy nos despertamos nuevamente con la ciudad inundada de olor a humo. Los incendios en las islas ya no son novedad. Las quemas no son accidentales ni naturales. Se quema en las islas para “limpiar”, para preparar el terreno para la expansión de la frontera agrícola-ganadera, para que crezcan nuevas pasturas, entre otros. Esto impacta en todas sus formas al ecosistema. El humedal es uno de los ecosistemas más importantes del país, alberga una enorme cantidad de formas de vida autóctonas, especies que cada vez están más sometidas a las presiones ambientales lo que propicia la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de nuevas enfermedades zoonoticas, la degradación de los suelos, etc. Las quemas generan humo que se dispersa llevando consigo partículas de cenizas y otros compuestos tóxicos que afectan directamente a la salud de la población, generando problemas respiratorios, oculares, disminuyendo la visibilidad de las rutas y caminos, entre otros. Las quemas no son un problema nuevo, este problema data de décadas atrás, de años de reclamo y denuncias de organizaciones ambientalistas, pero aun así, nada ha cambiado por parte de quienes realizan estas quemas, aunque lo que si cambio, es el contexto en el que nos encontramos, en medio de una pandemia, de una bajante histórica del rio Paraná y en medio de una crisis climática, que nos recuerdan que el momento de cambiar es ahora, que necesitamos adoptar formas de vivir más sostenibles y que se necesitan de políticas públicas para lograrlo, para proteger lo que es de nuestro pueblo.

A post shared by Jovenes Por El Clima (@jovenesporelclima_rosario) on

¿Cuales son las consecuencias de la quema?

Las consecuencias de la quema de los humedales del delta del Paraná son múltiples, desde la contaminación del aire debido al monóxido de carbono y la proliferación de gases en la atmósfera en las ciudades aledañas; la extinción de la fauna autóctona, muchos animales no pueden huir del fuego y mueren calcinados; la destrucción del suelo orgánico debido a la ceniza que cambia la composición de este y del agua; los cambios y la pérdida de la vegetación, lo que produce, entre otras cosas, el aumento de las temperaturas debido a la falta de esta; es decir, la destrucción de un ecosistema entero.

Luego de que se declarara la emergencia ambiental, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, junto a la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet, y el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld sobrevolaron la zona de los incendios.

Emergencia ambiental: Prendieron fuego los pastizales en el delta del Paraná
Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

«Tenemos la firme voluntad de detener estas quemas. Lamentablemente, sabemos que es una práctica que se ha intensificado en los últimos años pero vamos a combatirla por la gravedad de las consecuencias que provoca para el ambiente y la salud pública, afectando mucho a los habitantes de las zonas aledañas» explicó Cabandié

Por otro lado, el ministro resaltó: «Como ministro de Ambiente de la Nación me voy a presentar a la Justicia. Voy a solicitar que todo el gasto del Gobierno nacional en el combate de este fuego irracional sea computado a los dueños de los campos donde se han hecho las quemas«