En el marco del golpe de Estado contra Evo Morales que está teniendo lugar en Bolivia, la oposición quemó una bandera Wiphala, que representa a las etnias originarias de la Cordillera de los Andes.

Durante el día de ayer, se viralizaron en las redes sociales varias imágenes de la tensión social y política que se está viviendo en Bolivia después de que las Fuerzas Armadas obligaran a Evo Morales a renunciar a la presidencia. Un video escalofriante que recorrió las cuentas de Twitter y Facebook y despertó fuertes repudios muestra a un grupo fascista prendiendo fuego una bandera Wiphala al grito de «Sí se pudo». La frase resuena, tétricamente, al slogan de campaña utilizado por Juntos por el Cambio para las últimas elecciones en Argentina.

Históricamente discriminados por la élite blanca y rica del país boliviano -de donde proviene la cabeza del golpe a Evo, el fanático religioso Luis Fernando Camacho-, los pueblos originarios de la Cordillera de los Andes son simbólicamente atacados en un gesto violento que obedece al resto de los acontecimientos que están teniendo lugar en el país. También se viralizaron videos de varios policías bolivianos cortando la bandera Wiphala de sus uniformes.