El primer encuentro presencial entre el Presidente Alberto Fernández y Kristalina Georgieva que mantuvieron durante una hora y media en Roma, en el marco de la cuarta y última escala de la gira europea del mandatario.

El presidente Alberto Fernández y la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, compartieron hoy una reunión «constructiva y franca» de una hora y media en la ciudad de Roma, en la que acordaron llegar a un acuerdo «lo más rápido posible» sobre la renegociación de la deuda, sin que se le «exija mayores esfuerzos al pueblo argentino», según le planteó Fernández en el encuentro.

«La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero no cualquier acuerdo«, dijo Fernández en diálogo con la prensa argentina que cubre la gira presidencial por Europa, tras el encuentro con Georgieva, y se manifestó «optimista» sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en el corto plazo para la renegociación de la deuda, pero «no a cualquier precio».

El primer encuentro presencial entre Fernández y Georgieva se prolongó durante una hora y media en el hotel Sofitel de la capital romana, donde se hospeda el mandatario, en el marco de la cuarta y última escala de su gira europea, que lo llevó esta semana a Portugal, España, Francia e Italia. «Le conté mi charla con los líderes europeos y vamos a ver cómo seguimos. Le planteé nuestra mirada sobre los cargos extras y sobre los plazos», dijo Fernández y al finalizar aclaró que la titular del FMI «se ve muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina».

Para el mandatario, la charla fue «muy productiva» y contó que se hablaron con «mucha franqueza» durante el encuentro. «Expresamos nuestras voluntades de resolver el problema de la deuda argentina pero encontrar un camino de solución que no signifique postergar al pueblo argentino que la está pasando muy mal entre la pandemia y la economía que heredamos, que le cuesta ordenarse», completó.

«Nos hablamos con mucha franqueza» dijo Alberto Fernández y aclaró que la deuda con el Club de París, que tiene un vencimiento de 2.400 millones de dólares el 31 de este mes, «está atado al tema del Fondo» y por eso «es un tema subsidiario». En tanto, el mandatario contó que Georgieva «es muy consciente de la situación que vive el mundo, de la que vive América Latina y de la situación argentina en América Latina». «Ahora esto es una negociación; todo finalmente queda reducido a eso», completó el mandatario.

En el encuentro, Alberto Fernández le expresó a Georgieva la necesidad de que los Derechos Especiales de Giro (DEG) que otorga el FMI sean ampliados y así «lleguen a los países de renta media», como la Argentina, un planteo con el que según indicó Fernández, la titular del Fondo Monetario Internacional le expresó que «está de acuerdo».

Alberto Fernández calificó toda la gira por Europa como «muy productiva» por el apoyo cosechado de Europa en el planteo en pos de la eliminación de las sobretasas que cobra el Fondo Monetario Internacional, como así también por el compromiso expresado por el primer ministro italiano, Mario Draghi, para que el G20 aborde este aspecto, vinculado con el organismo multilateral de crédito.

«Me parece que eso ya de por sí es mucho, que (el presidente francés Emmanuel) Macron atienda nuestras necesidades en el Club de París, que (el primer ministro portugués) António Costa nos esté acompañando», al igual que el presidente español Pedro Sánchez, subrayó el Presidente, quien, a su vez, adelantó que la semana que viene hablará con la canciller alemana Angela Merkel y, así, «ya el escenario europeo quedará cubierto», finalizó Fernández

Kristalina Georgieva al retirarse de hotel dijo que fue «gratificante conocer al Presidente finalmente en persona».«Fue una reunión muy constructiva. Discutimos la situación en la Argentina y lo que pasa en la región. Nuestros equipos continuarán trabajando para arribar a un programa», dijo la titular del FMI en un breve diálogo con la prensa al retirarse del encuentro.

«Por fin nos vemos», fueron las primeras palabras que Georgieva dirigió al mandatario argentino al comenzar la reunión, que tuvo como principal objetivo abordar temas relacionados con la renegociación de los plazos para el pago de la deuda que la Argentina mantiene con ese organismo y que fueron tomados por la anterior gestión, de Mauricio Macri. En otro salón, se reunieron el ministro de Economía, Martín Guzmán, con la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack.

Apenas iniciada la reunión, Presidencia difundió una foto oficial de ambos, con tapabocas, parados delante de una bandera argentina.

Fernández con Georgieva

El Gobierno argentino busca postergar los vencimientos de deuda con el FMI de este año, que debe pagar entre septiembre y octubre, en el marco de la dificultad que plantea la pandemia a la Argentina y al mundo, cuando los recursos son escasos y se requieren para obtener vacunas y fortalecer el sistema sanitario y asistir a los sectores más afectados. Así también lo entendieron los líderes de Portugal, España, Francia e Italia que expresaron su respaldo públicamente a la posición de la Argentina frente al FMI. Se requiere de ese organismo en el actual contexto de pandemia y de crisis una sensibilidad que permita renegociar.

Además, la Argentina plantea la cancelación de la sobretasa del 2% que se le cobra a los países que recibieron un monto superior a la cuota que aporta a ese organismo multilateral de crédito, tal como lo expresó públicamente Fernández durante la declaración conjunta que realizó en Portugal junto a su par Antonio Costa, que también respaldó esta iniciativa, siendo también una nación afectada por esta sobretasa.

La titular del FMI se encuentra en Roma con motivo de la realización del seminario «Soñando con un mejor reinicio», que se realizará hoy en la Pontificia Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, y del que también participará Guzmán.