La hija de la vicepresidenta habló sobre su estadía en Cuba y la persecución judicial que sufrió

Florencia Kirchner, la hija de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, habló sobre situación que desencadenó su malestar de salud y afirmó: «Había un ensañamiento judicial». Además habló sobre su estadía en Cuba en lo que sería la primer declaración con un medio desde que llegó del exterior

En la entrevista con la radio Futurock, la hija del matrimonio de ex mandatarios habló sobre el proceso judicial que la llevó a transitar la enfermedad por la cual terminó bajo tratamiento. En ese sentido contó: «Lo que pasó en estos últimos tres o cuatro años, más o menos desde julio del 2016, fue una cosa que nunca siquiera había visto ni siquiera en otra persona»

«Había un ensañamiento judicial, me mandaban policías a mi casa, parecía que todas las semanas iba a pasar algo, tenía dos jueces haciendo conmigo absolutamente lo que querían. Eso fue lo que me enfermó a mí» remarcó.

Asimismo insistió: «Obvio que lo mediático sumó un montón porque ya no era como antes que te sacaban en una nota, qué se yo. Yo, de que me inventen cosas y me agredan estoy acostumbrada desde que soy menor de edad«

La hija de la funcionaria resaltó que: «cuando te persiguen políticamente, nadie te quiere cerca. De golpe yo quería empezar y no se podía. Tuve períodos de depresión hasta que me empezó a hablar físicamente el cuerpo con cosas que me empezaron a pasar, una somatización. Ahí fue como de golpe tenía dos meses en los que andaba y tres meses en los que caía«

El viaje a Cuba

Cabe destacar que Florencia Kirchner viajó a Cuba a mediados de marzo de 2019, y demoró su regreso para realizar un tratamiento en La Habana por un linfedema. Un linfedema es cuando se produce una acumulación anormal de fluido rico en proteínas en el espacio entre las células. El mismo ocurre cuando los vasos linfáticos no son capaces de drenar de manera adecuada el líquido linfático.

En ciertos casos la enfermedad puede tornarse grave dado que el liquido que se acumula puede derivar en infecciones. Por lo cual el tratamiento médico intenta controlar el dolor físico y el sufrimiento psicológico.