El funcionario confirmó que su equipo ya se encuentra trabajando sobre el proyecto; sin embargo, adelantó que los tiempos los «maneja» Alberto Fernández

El ministro de Salud, González García, habló con la radio Futurock y adelantó que «se está trabajando en la redacción del proyecto de legalización del aborto». Por otro lado, aseguró que los tiempos de presentación del proyecto en el Congreso los maneja el presidente, Alberto Fernández.

El funcionario dejó en claro que, aunque su equipo trabaja en este proyecto, el ritmo lo maneja el presidente. «Tenemos que asegurar el consenso previo», dijo, y además añadió que el grupo es «grande» y que trabaja «en silencio»; y que, asimismo, cuenta con participación de sectores de la sociedad civil.

Por otro lado, enfatizó que es necesario un debate profundo para que se aborde la problemática como un asunto de salud pública y que quede por fuera de «la lógica de la grieta», dijo, haciendo alusión a la gran polémica que tuvo lugar 2018 cuando se abrió este tema en el Congreso. «Lamentablemente empezó como un debate muy interesante, de los mejores que tuvo la Argentina en los últimos años, y después terminó en un combate político y religioso medio absurdo», puntualizó el ministro.

Estas declaraciones tienen lugar luego de que establezca como una de sus primeras medidas de gestión la actualización del protocolo de aborto no punible, que fue actualizado recientemente como una «guía para los equipos de salud», para que también se garanticen «mejores prácticas clínicas y de salud para garantizar el acceso a la salud conforme a lo que rige la constitución argentina». Por otro lado, el ministro también confirmó que se estimulará la producción estatal de misoprostol.

En cierto momento de la charla, González García se refirió al estado de deuda de la gestión anterior. En ese sentido, aseguró: «El Estado está vaciado, por ejemplo en insumos para la salud. Nos dejaron 11 mil millones de pesos sin pagar. PAMI debe mucho más todavía y las obras sociales también. El presupuesto que tenemos es exiguo y tenemos que saldar deudas hacia atrás. Aparecen proveedores todos los días».