Guzmán remarcó que “Argentina no mejorará la oferta “, luego de conocerse el rechazo por parte de los bonistas.

Días atrás se conoció el rechazó por parte de los bonistas extranjeros a la oferta de canje realizada por el Gobierno y remarcó que “la Argentina no mejorará la propuesta. «Ofrecer más no se puede, porque no es sostenible».

El funcionario sostuvo que la oferta es «razonable» y reiteró que el país «ya está en una situación de virtual default». «Es un compromiso que podemos cumplir», dijo Guzmán en diálogo con radio El Destape.

Según Guzmán, «las expresiones de rechazo eran esperables». «Es parte del proceso de negociación en el que la otra parte busca presionar», afirmó.

Los grupos de bonistas expresaron formalmente la decisión de no aceptar las condiciones que presentó el Gobierno el viernes. Sin embargo, remarcaron su voluntad para continuar con la negociación con la Argentina.

La oferta implica una reducción en la carga de intereses de 62% (US$37.900 millones), un alivio en el stock de capital (5,4%, o sea, US$3600 millones) y un período de gracia de tres años. Eso significa que el Gobierno propone no pagar hasta 2023. Ese año el país empezaría a abonar un cupón promedio -una tasa de interés- de 0,5%. Las tasas irían luego creciendo a niveles «sostenibles». El cupón promedio rondaría el 2,33%.

En ese marco, Guzmán remarcó que no habrá una nueva oferta de la Argentina a los acreedores internacionales. «Esta es la oferta. Es el producto de lo que antes se conversó y negoció. Es la hora de los acreedores de definir» , sostuvo.

El ministro de Economía recordó que los bonistas tienen veinte días para responder si aceptan o no la propuesta. Reiteró que la Argentina «no puede pagar nada» a corto plazo.

«Ellos están pidiendo algo que es insostenible. Esta es la oferta y esto es sobre lo que hay que decidir», afirmó.

Además, dijo que la Argentina «no le puede pagar» al Fondo Monetario Internacional (FMI) «ni siquiera en 2023». «Buscamos tener un programa nuevo con el FMI que implique no tener que pagarle nada de capital en los próximos tres años», señaló.