Así se refirió el Presidente frente a los que especulan con los precios frente a la pandemia del coronavirus

El presidente Alberto Fernández denunció hoy que “hay miserables que especulan con la vida de la gente” y aumentan precios indiscriminadamente, por lo cual les advirtió que “si no lo entienden por las buenas lo van a entender por las malas”.

Fernández, quien ratificó que desde mañana habrá un listado de precios máximos, sostuvo en declaraciones al Canal América  que hay empresarios y comerciantes que “aprovecharon el momento de coyuntura” generado por la pandemia del coronavirus y sostuvo que “el negocio de los pícaros es el dolor de la mayoría” de la gente.

En otro momento de la entrevista  aclaró: “No voy a decretar el estado de sitio por unos estúpidos. Esta es una facultad que la Constitución le otorga al Poder Ejecutivo nacional. Si alguien está faltando a la cuarentena, debemos detenerlo y que la Justicia actúe. Me están pidiendo que los tenga yo detenidos. Pero las personas que uno termina deteniendo son gente inconsciente, son estúpidos, básicamente”, reflexionó.

Y se preguntó: “¿Por qué voy a declarar el estado de sitio por eso? Yo pido a las fuerzas de seguridad que sean inflexibles. Puse la facultad de secuestrar los autos y las motocicletas, lo que hay que hacer es cumplir con la ley”, lanzó.

“Estoy enojado, porque muchos no son conscientes del riesgo en el que se ponen y en el que ponen a otros. Esto lastima y enoja a muchos argentinos. Pero el método no es escrachar a nadie, es denunciar. Hay líneas a donde llamar para denunciar el problema”, aclaró el Presidente.

Con respecto a los controles de la cuarentena en los sectores más vulnerables resaltó que el principal problema de cumplimiento “está en los barrios más humildes”. “Dios nos dio la oportunidad de conocer lo que les pasó a otros a antes y nos dio la oportunidad de tomar medidas preventivas que otros no tomaron”, explicó.

Y añadió que se están “multiplicando por tres la cantidad de comida para los sectores más vulnerables”.

Y  adelantó que este lunes se reunirá con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y con los intendentes del segundo y tercer cordón del conurbano para evaluar qué logística necesitan para desplegar las medidas de control y de prevención. Explicó que “el epicentro del problema está en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sus alrededores” y que la cantidad de contagiados en ese sector es de “un 70%” con respecto al total.