El candidato a procurador y el presidente Alberto Fernández se reunieron en la Casa Rosada y desataron la polémica entre los integrantes de la oposición.

La designación del juez federal Daniel Rafecas como procurador general está a punto de ingresar en el Senado, donde se deberá resolver si se aprueba o no su pliego con dos tercios de los votos. Sin embargo, los senadores de la UCR y del Pro pertenecientes a la oposición de Juntos por el Cambio parecen estar dispuestos a rechazar la postulación del magistrado.

El diputado radical Alfredo Cornejo aseguró que no ve que «en el radicalismo haya una voluntad mayoritaria para apoyar el pliego de Rafecas». Por su parte, desde la dirigencia del macrismo aseguraron que «hay un 99% de posibilidades» de que no apoyen su designación ya que no creen que «sea un funcionario neutral, sino más bien cercano al oficialismo». La Coalición Cívica, espacio liderado por Elisa Carrió, no participará en la decisión por no tener representantes en el Senado, pero también se pronunció al respecto: «No nos parece que Rafecas sea el peor candidato, pero no nos vamos a inmolar por él si la UCR y Pro deciden rechazar su pliego», aseguraron.

El oficialismo necesita los dos tercios de los senadores presentes para aprobar el pliego de Rafecas.