El presidente Javier Milei esbozó su primer discurso en las escalinatas del Congreso de la Nación.

El presidente Javier Milei dejó las principales definiciones vinculadas al ajuste que ejecutará durante su gestión.

  •   “Así como la caída del Muro de Berlín marcó el final de una época trágica para el mundo, estas elecciones han marcado el punto de quiebre para nuestra historia”.
  •    “Hoy comenzamos la reconstrucción de nuestro país”.
  •    “Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”.
  •    “Habrá un ajuste fiscal de 5 puntos del PBI que caerá sobre el sector público”.
  •    “Aun cuando hoy dejemos de emitir dinero, seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente. Lo vamos a pagar en inflación”.
  •    “Es necesario limpiar los pasivos remunerados del Banco Central, de esta manera se pondría fin a la emisión de dinero y con ellos a la única causa de la inflación empíricamente cierta y válida en términos teóricos”.
  •    “El cepo cambiario, otra herencia de este Gobierno, no solo constituye una pesadilla social y productiva, sino que además que el sobrante del dinero hoy es el doble del que había en la previa del Rodrigazo.
  • ” El Rodrigazo multiplicó por seis la tasa de inflación; un evento similar significaría multiplicar la tasa por 12. Y dado que la misma viene viajando a un ritmo del 300% podríamos pasar a una tasa anual de 3600%. A su vez, dada la situación de los pasivos del Central, la cual es peor que es la que había en la hiperinflación, en muy poco tiempo se podría cuadruplicar la cantidad de dinero y con eso elevar a la inflación a niveles de 15.000% anual. Esa es la herencia que nos dejan, una inflación plantada del 15.000% anual que vamos a luchar con uñas y dientes para erradicarla”.
  •    “Nos han arruinado la vida y nos han hecho caer por diez veces nuestros salarios. Por lo tanto, tampoco nos debería sorprender que nos estén dejando 45% de pobres y 10% de indigentes”.
  •    “No hay alternativa posible al ajuste. Tampoco hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo. Todos los programas gradualistas terminaron mal, mientras que todos los de shock — menos el de 1959— fueron exitosos. Si un país carece de reputación, los empresarios no invertirán hasta que vean el ajuste fiscal”.
  •    “No hay plata. No hay alternativa al ajuste y al shock. Impactará de modo negativo sobre la actividad, el empleo, la cantidad de pobres e indigentes. Habrá estanflación, pero no es algo muy distinto a los últimos 12 años. Este es el último mal trago para comenzar la reconstrucción de la Argentina”.
  •    “Habrá luz al final del camino”.
  •    “Se acabó con el ‘siga, siga’ de los delincuentes”.
  •    “La única forma de salir de la pobreza es con más libertad”.
  •    “No buscamos ni deseamos las duras decisiones que habrá que tomar en las próximas semanas, pero no nos han dejado opción. Nuestro compromiso es inalterable”.
  •    “Sabemos que la situación empeorará, pero veremos los frutos de nuestro esfuerzo”.
  •    “No va a ser fácil, 100 años de fracaso no se deshacen en un día, pero un día empieza y hoy es ese día”.
  •    “Este nuevo contrato social nos propone un país distinto en el que el Estado no dirija nuestras vidas. El que corta, no cobra”.
  •    “No venimos a perseguir a nadie, nuestro proyecto no es de poder, es de país”.
  •    “Aquellos que quieren utilizar la violencia o la extorsión para obstruir el cambio se van a encontrar con un presidente de convicciones inamovibles que utiliza todos los resortes del Estado para avanzar en los cambios que el país necesita”.
  •    “Prefiero una verdad incómoda a una mentira confortable”. “Que las fuerzas del cielo nos acompañen en este desafío. Será difícil, pero lo vamos a lograr. Viva la libertad, carajo”.