La escritora además afirmó que los funcionarios no estuvieron a la altura y «eso lo convierte en un mal presidente»

La escritora reflexionó sobre los resultados de las elecciones y criticó el mandato del gobierno saliente. En ese sentido expresó «Macri fue mediocre en todos los aspectos y tuvo funcionarios que no estuvieron a la altura, eso lo convierte en un mal presidente»

A su vez mencionó el crecimiento en votos que tuvo el oficialismo desde las PASO y afirmó «el crecimiento de Macri indica que aumentó el número de votantes, y que su campaña fue eficaz en el último tramo, para convocar ciertas voluntades que estaban completamente dormidas». Por otro lado mencionó que en las marchas del «sí, se puede» el presidente «se puso muy emotivo en el último tramo. Uno podría criticarlo como gestualidad política pero fue emotivo»

Sobre la llamada «marcha del millón» aseguró «los actos grandes no solo comprometen a los que se hacen presentes en ellos, sino a los que lo ven por televisión». Sin embargo puntualizó que «esas viejas formas de hacer política» el macrismo «las descubrió al final» de su tramo político.

El nuevo presidente

En cuanto a la campaña de Alberto Fernández la escritora aseguró que la victoria fue porque «Alberto consolidó votos propios, que Cristina no podía lograr». Y añadió que realizó «hizo una campaña con errores que tienen que ver con su temperamento: es inteligente y muy calentón». En cuanto a esto confesó «prefiero un candidato que muestre su temperamento a uno que lo esconda y lo reprima».

Al ser preguntada sobre si hay un temperamento «cristinizado» de Alberto afirmó «los gestos de una persona de 60 años no los aprende de Cristina, lo aprendió de mucho antes. Mostró toda su personalidad y eso le debe haber costado muchos votos y críticas». De este modo lo comparó con el presidente saliente «Macri no tiene capacidad expresiva, para llegar a la presidencia es muy probable que haya necesitado de otras virtudes o cualidades».

Además sobre las elecciones puntualmente expresó «si vemos los pocos votos que sacaron las demás fuerzas, fue lo más parecido a un ballotage». Por otro lado se preguntó por la continuidad del bloque macrista «queda el interrogante sobre qué va a pasar con Cambiemos, ¿va a seguir existiendo?». A lo cual añadió «¿Qué van a hacer los radicales, van a seguir entregando lo que queda del partido a un gobierno de carácter liberal conservador? El futuro de Macri depende también de lo que decida el radicalismo, para Cambiemos sería un golpe muy fuerte si los radicales deciden apartarse de este experimento»

La nueva oposición

En cuanto a quienes serán los nuevos líderes de la oposición puntualizó «Horacio Rodríguez Larreta ha tenido una victoria resonante, tiende a consolidarse. No necesita asesores en política, quizás sabe manejarse por una herencia familiar de tradición política»

La ensayista también habló sobre María Eugenia Vidal y afirmó «el carisma del abrazo, los ojos medios llorosos y la sonrisa tierna, lo entiendo muy poco. Abrazar vecinos me parece bárbaro pero muchos votos no le dio». En comparación con la campaña de Axel Kicillof fue más efectiva y aseguró que «la figura de Kicillof quizás fue más persuasiva que tanto timbreo organizado».

En tanto al futuro de Cambiemos aseguró que su gobierno será recordado «como un gobierno de promesas frustradas porque eran imposibles». Y agregó «fue mediocre en todos los aspectos, y tuvo funcionarios que no estuvieron a la altura de lo que se necesitaba. Eso lo convierte en un mal presidente. Nadie quiere llegar a la presidencia y ser malo, él era un político mediocre y tuvo funcionarios medicores. Un presidente es responsable de los funcionarios que tiene».

Sin embargo en lo que respecta al nuevo gobierno declaró que «la situación económica que recibe Alberto es más grave que la que recibió Macri». Por lo tanto recomendó al nuevo presidente a «decir que la situación es muy grave, no la tiene que ocultar porque sino se la van a cobrar»