Reunido con profesionales económicos, el presidente enfatizó en la clase media y dejando de lado a los sectores más vulnerables de la sociedad

Dejando entrever nuevamente sus desacertados prejuicios, Mauricio Macri expresó en el marco de una conferencia dada en el Ciclo de Almuerzos 2019 organizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires sus inquietudes respecto a la situación económica de la que, paradójicamente, él mismo es responsable.

«Cada medida que tomamos busca llevar tranquilidad a las familias, sobre todo a la clase media, que siempre se dedicó a trabajar para sacar adelante nuestro país y que siente que nunca se la escucha como corresponde», sostuvo el mandatario. Al parecer, los esfuerzos de los sectores de nivel socioeconómico más bajo no merecen ser tenidos en cuenta.

Macri también apuntó contra la idea de la grieta: «Algo que hemos logrado en estos tres años y medios es respetarnos. Lograr todo sin violencia, ni agresiones o divisiones. Estas grietas de las que hablamos atrasan, dañan. Hacen sembrar en una sociedad lo peor que puede haber: miedo», expresó.