El fiscal Franco Picardi decidió imputar a la actual Ministra de Seguridad a raíz de una denuncia de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH)

En el marco de las llamadas «Operación Huracán» y «Operación Andes», y de forma vinculada con el caso de Santiago Maldonado, la ministra Patricia Bullrich junto a Pablo Noceti, Gonzalo Cané y Gerardo Milman será investigada por la justicia por presunto espionaje ilegal contra la comunidad mapuche. La funcionaria se habría valido de sus funciones para desarrollar un plan mediante el cual habría utilizado sus atribuciones para realizar una persecución fuera de la ley contra los mapuches y agravar así el conflicto entre estos y los propietarios formales de tierras.

El fiscal federal Picardi recibió la denuncia de la APDH y promovió una causa contra Bullrich por «resguardar distintos negocios inmobiliarios y de lucro llevados a cabo por quienes detentan o pretenden la propiedad y/o explotación formal de tierras, muchos de los cuales tendrían relaciones con funcionarios del actual gobierno» con la «intención de disciplinamiento del rsto de la sociedad, especialmente de aquellos sectores que no concuerdan con el poder de turno». Estas acciones habrían sido llevadas a cabo para «construir en la figura del ‘RAM’ una categoría de guerrilla o grupo terrorista inexistente o sobredimensionada aderde», según el fiscal.