Por orden de la Ministra de Seguridad, Sabina Fréderic, habrá cambios en la política de seguridad y en el «Servicio Cívico Voluntario»

El Ministerio de Seguridad realizó un cambio de orientación en lo que respecta a la política de seguridad al derogar las resoluciones aplicadas por la ex ministra Patricia Bullrich, en las que se permitía el uso de las pistolas Teaser y el «Servicio Cívico Voluntario Orientado a Valores». Dichas medidas, impulsadas por la actual ministra Sabina Fréderic, entraron en vigencia y se publicaron en el Boletín Oficial. 

A traves de una resolución publicada en el Boletín Oficial el gobierno de Alberto Fernández, se derogó el Protocolo de Uso de Armas de Fuego que había sido realizado por el gobierno macrista. En este sentido la norma expresa que el protocolo «amplía de manera significativa aquellas circunstancias que habilitan el uso del armamento letal por parte de los funcionarios de las fuerzas policiales y de seguridad, alejándose de las recomendaciones del «Código de Conducta para Funcionarios Encargados de hacer cumplir la Ley» establecido por la ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS». 

También se sancionó el protocolo de uso de «armas electrónicas no letales», es decir pistolas Taser X26. Las mismas ahora se consideran «armas electrónicas menos letales». Por lo que se debe instruir a crear un nuevo protocolo de actuación en el que se tenga en cuenta el peligro que implica su uso.

Sobre el protocolo anterior, Fréderic explica que «regulan de manera genérica y vaga los criterios a los que debe ajustarse el personal policial y de las fuerzas de seguridad en el empleo de armas electrónicas «no letales», que, en realidad, son «menos letales», tal como lo reconoce su fabricante. En efecto, no se establece criterio alguno respecto del empleo de tales armas electrónicas». 

Por otro lado, explicó que «la categorización como arma electrónica «no letal» podría habilitar el uso indiscriminado. Si el mismo no se encuentra limitado por los principios que rigen la utilización del armamento letal».

Servicio Cívico Voluntario:

Además elimina aquella resolución que creaba el Servicio Cívico Voluntario de Valores, servicio creado por el macrismo. El texto también pide que dentro de 30 días hábiles el servicio cívico quede a cargo de las áreas más competentes. De este modo puede que el Ministerio de Educación quede a cargo del mismo.

De este modo, a su vez, el Gobierno nacional derogó el programa de «Ofensores en Trenes». Programa que permitía a las fuerzas de seguridad a pedir el DNI a los pasajeros de transporte público, por criterio de los policías y gendarmes. En cuanto a esta medida la ministra enfatizó en «cuál será el procedimiento a realizar en caso que el pasajero o pasajera carezca de dicho documento o se niegue a exhibirlo. Pudiendo dar lugar a la detención, el traslado a una comisaría y la conformación de una causa por resistencia a la autoridad». «Esta medida criminaliza a los trabajadores mediante un exceso de controles innecesarios e injustificados», finaliza.