En el día de hoy el presidente Mauricio Macri se comunicó telefónicamente con el candidato.

El presidente Mauricio Macri llamó al candidato Alberto Fernández esta tarde, dicen que la charla duró aproximadamente 15 minutos. Alberto Ferández dijo al respecto»No tengo muchos puntos de acuerdo con el Presidente. Quizá el único, ahora, es que esta realidad no siga lastimando a los argentinos».

El candidato del Frente de Todos aseguró a travez de una conferencia de prensa que tuvieron una charla «franca y cordial» con Mauricio. Y en dicha charla le pidió «que prime la condición de Presidente sobre la de candidato».

A pesar de haber hablado por teléfono Alberto sigue sosteniendo que las medidas son en cierta manera una estrategia de campaña. Afirmó que «Las medidas que ha resuelto hoy tienen que ver más con la necesidad de mostrar en campaña lo que no hizo antes y el contexto en el que lo hace es muy peligroso»

Además el candidato pidió «que todos los que vociferaron que nosotros éramos Venezuela se desdigan. Porque ellos fueron los que generaron este caos en el mercado internacional». Y luego remarcó «¿Qué tengo que ver yo con todo lo que estuvieron diciendo? Ellos sembraron las dudas». Y continuó «En los últimos 130 años del país hubo solo 5 años consecutivos de superávit fiscal, fueron mis años. Solo 5 años de superávit comercial, fueron mis años. En esos años salimos del default y pagamos la deuda».

Así mismo desmintió la campaña del miedo que intenta instalar el macrismo y expresó «Todos queremos que la economía se estabilice. Es parte de la lógica política que debatamos cómo tiene que ser el país. Nosotros entendemos que la gente respaldó nuestra propuesta porque queremos defender a la población. Lo que no supone riesgos de caer en default, no pagar la deuda o no cumplir los compromisos asumidos».

Al teléfono

Mauricio realizó una llamada por la mañana pero Alberto no pudo atenderlo porque «estaba dando clases en la universidad». Finalmente la conversación se dió al mediodía. «Hemos podido romper una barrera que es la de hablar», dijo el candidato acerca de la conversación. Además expresó que estará a disposición para que Macri «llame las veces que quiera».

También ratificó sus dichos sobre no juntarse con el actual presidente y expresó que «No hace falta que nos veamos, si que tengamos un diálogo franco y abierto permanente para ayudarnos. Él es el presidente, tengo toda la vocación de hablar y superar el trance, pero no puedo hacer nada». Así remarcó que el es el presidente, el que toma las decisiones. Pero que el no tiene inconvenientes en brindar la ayuda que se necesite.

En cuanto al plan del gobierno actual dijo «le plantee lo que creo que es bueno para la Argentina y que va a ayudar a su gobierno». Pero dejó claro que representan dos miradas diferentes del país con lo cual le resulta difícil avalar las políticas del gobierno de turno. Pero que a su vez «fue una buena forma de llevar tranquilidad».

En cuanto a las medidas

El candidato no ahondó en las medidas que comunicó el presidente y dijo que «Las medidas que tomó esta mañana promueven el consumo, que no están mal, pero en el contexto que se toman pueden ser riesgosas. Quiero que salgan bien. Quiero que le sirva a la Argentina». Luego no perdió oportunidad de decirles a los trabajadores informales y a los jubilados que esperen que «el gobierno cambie y se va a ocupar de ellos».

Y continuó afirmando que «Lo que ha resuelto esta mañana tiene que ver con la necesidad de mostrar, en campaña, lo que no hizo antes».

«Al 10 de diciembre hay que llegar, es la fecha del traspaso. Hay que ayudar al presidente a llevar adelante esta transición. Hay que trabajar para que no nos hagan más esa pregunta» dijo para finalizar asegurando que habrá que acompañar para poder hacer una transición correcta en diciembre. Además remarcó «Quisiera que la economía se ordene, ellos sembraron dudas inexplicables. Que se den cuenta el efecto negativo que causaron en la economía argentina»