El ginecólogo militante del movimiento «pro vida» que detuvo un aborto legal en curso y obligó a gestar y parir a una joven violada fue condenado por la justicia de Río Negro.

El médico ginecólogo antiderechos Leandro Rodríguez Lastra fue condenado por el juez Álvaro Meynet a dos años y cuatro meses de inhabilitación especial para ejercer cargos públicos y un año y dos meses de prisión en suspenso. La justicia de Río Negro lo encontró culpable por «incumplimiento de los deberes de funcionario público» y estableció que no podrá «tomar contacto por ningún medio ni bajo cualquier pretexto» con la joven del caso por el que fue juzgado, ya que Lastra había expresado en reiteradas oportunidades durante el juicio oral y el de cesura su intención de hablar con la joven personalmente.

Cuando comenzó el juicio oral contra el ginecólogo en Mayo de este año, varios activistas «pro vida» quisieron convertir al caso en paradigmático acusando a la sociedad de perseguir a Rodríguez Lastra por sus ideales antiderechos.