Si bien fue procesado, el policía que mató a una persona de una patada en el pecho por entorpecer el tránsito sigue en libertad.

El mes pasado, Esteban Ramírez, perteneciente a las fuerzas de la Policía de la Ciudad, asesinó a Jorge Martín Gómez de una patada en el pecho. La cada vez más naturalizada «doctrina Chocobar» se refleja también en las decisiones que toma la Justicia. Y es que, si bien la jueza de instrucción Yamile Bernán lo procesó por homicidio preterintencional, el asesino seguirá en libertad por considerarse que no existen riesgos de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

Sigue libre el policía que asesinó de una patada en el pecho
El pasado 20 de Agosto, Jorge Martín Gómez fue asesinado en plena calle.

Es por eso que el 21 de Agosto de este año, la jueza le otorgó a Ramírez la excarcelación bajo caución juratoria. Si bien la fiscal Ana Yacobucci, fiscal en lo Criminal y Correccional 32, apeló esta medida al día siguiente, la ministra de seguridad Patricia Bullrich sostuvo que el imputado estaba «cumpliendo con su deber».

Para la calificación legal, no hubo un exceso en el cumplimiento de un deber por parte del efectivo, sino una conducta inapropiada. El crimen, que quedó registrado en las cámaras, fue fuertemente repudiado en redes sociales y medios de comunicación.