La concejal de La Plata y Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, quedó en el centro de la escena al ser la principal señalada como eventual cabeza de lista del Frente de Todos para las elecciones de diputados nacionales en la provincia de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández evitó confirmar o desmentir que Tolosa Paz tenga un lugar asegurado en la lista, pero distintas versiones indican que el mandatario impulsa su candidatura para encabezar la nómina del oficialismo en el principal distrito electoral del país.

Tolosa Paz de 48 años, es oriunda de la ciudad de La Plata  y con varios años de militancia política en el peronismo, su nombre recién comenzó a hacerse conocido en la opinión pública cuando perdió en las PASO del 2019 por un muy estrecho margen a manos de la exdecana de la Universidad de La Plata Florencia Saintout, quien quedó como candidata a la intendencia de la “Ciudad de las Diagonales”.

En 2023 podría tener revancha y de hecho su principal objetivo es convertirse en jefa comunal de la ciudad dela Plata, hoy gobernada por Julio Garro  de Juntos por el Cambio.

Criada en el seno de una familia radical de clase media, Tolosa Paz eligió al peronismo como modelo de militancia, se casó muy joven, a los 20 años y tuvo tres hijos. Retomó los estudios a los 35 años, ya separada, y se recibió de contadora pública en la Universidad Católica de La Plata.

Se casó en segundas nupcias con Enrique “Pepe” Albistur, un empresario con participación política en el peronismo que es amigo personal de Fernández y dueño del lujoso departamento donde el Presidente vivió antes de mudarse a la Quinta de Olivos.

De allí surge la cercana relación política de Tolosa Paz con el jefe de Estado, y de hecho la platense se convirtió en una de las principales defensoras de la gestión “albertista” en medios de comunicación, en un rol similar al que desempeña Leandro Santoro (quien no casualmente suena fuerte para encabezar la lista del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires).

La funcionaria tuvo muchos cargos a lo largo de su carrera política: empezó en 1999 en el Consejo Provincial de la Familia y Desarrollo Humano bonaerense que era presidido por Hilda “Chiche” Duhalde.

En 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde, asumió como asesora del área de Coordinación de la Unidad Ministro del ministerio de Desarrollo Social. Al año siguiente, durante la presidencia de Néstor Kirchner pasó a ser Jefa Regional del Fondo Participativo de Inversión Social (FOPAR), un programa del Banco Mundial destinado a garantizar y mejorar la dieta nutricional en comedores comunitarios.

En 2006 se desempeñó en la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS) de la Presidencia de la Nación, hoy Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) y en 2012, asumió como subsecretaria de Urbanismo Social del Ministerio de Desarrollo Social de Buenos Aires.

En 2014, durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner, se incorporó a la ANSES, donde participó del programa de Generación de Lotes con Servicios, en el marco del plan de crédito para viviendas PROCREAR.

Más allá de que dentro de la coalición oficialista Tolosa Paz expresa al “albertismo”, es una dirigente con llegada directa a Cristina Kirchner y aceptación en todo el universo político que rodea a la vicepresidenta. También es respetada por el massismo.

Cristina Fernández de Kirchner valora varias cualidades de quien muy probablemente será la primera candidata a diputada nacional del Frente de Todos: es platense igual que ella, es mujer, tiene buenas habilidades para la comunicación política en entornos a veces hostiles al kirchnerismo, y con un discurso que sintetiza a los distintos espacios de la coalición de Gobierno.