El Gobierno de Jujuy inaugurará hoy el primer laboratorio de cannabis medicinal del país. De la mano de la empresa estatal Cannava, ubicado en la «Finca El Pongo» en el sur de esa provincia, se presentará el primer derivado de cannabis de grado médico de industria nacional.

En el acto estará presente el gobernador de esa provincia Gerardo Morales, junto a representantes de la compañía Cannava. La inauguración oficial del laboratorio piloto de producción de ingredientes farmacéuticos activos derivados del cannabis «marca un hito en la producción de los primeros derivados de cannabis de grado médico de industria nacional», dijeron las fuentes oficiales.

Hace casi dos años atrás, el ministerio de Seguridad de la Nación firmó la habilitación de este primer centro para elaborar cannabis medicinal en la Argentina. Además de ocuparse de la producción, allí se realizarán estudios científicos, medicinales y terapéuticos. Jujuy se convirtió en la primera provincia en cultivar legalmente cannabis para uso medicinal, tal como se establece en la Ley 27.350 sancionada en 2017.

El proceso de extracción del material vegetal, de separación de cannabinoides y de producción del ingrediente farmacéutico activo ya fue iniciado en el laboratorio. Los primeros lotes de aceite en producción serán próximamente sometidos a los controles de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), lo que durará entre tres y seis meses, y luego se podrá comenzar el proceso de envío a hospitales públicos y farmacias de la provincia y del país.

La «Finca El Pongo» donde se encuentra  instalado el laboratorio está situada sobre la ruta Provincial 1, cerca de la localidad jujeña de Perico. El cultivo se realizará a campo abierto sobre una superficie de cinco a 15 hectáreas y las primeras semillas fueron plantadas a comienzos de 2019 para empezar el proceso de germinación.