En la tarde de ayer se dió a conocer la sentencia para Ricardo Russo, el pediatra pedófilo del Garrahan, tampoco podrá ejercer

Ricardo Russo el ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan fue condenado en la tarde de ayer a 10 años de prisión. También se lo inhabilitó de por vida a ejercer su profesión. Russo es condenado por distribución, tenencia y producción de pornografía infantil.

El Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires, encabezado por Gonzalo Rúa declaró que desde su computadora Russo «puso a disposición y facilitó a terceros 270 archivos de video con contenido de explotación sexual infantil». En el juicio Rúa afirmó «Cada imagen es un abuso de menores«.

Por otro lado el magistrado puntualizó en que no hay dudas que Russo descargó archivos en su computadora y que «sabía lo que descargaba». Además «descarto que pudo haberse tratado de un error porque los nombres del archivo son bien claros». A su vez la lectura remarcó «usted sí sabía que bajaba archivos de abuso infantil«, cuando allanaron la casa del médico, Russo pedía que no le digan nada a su esposa.

Las pruebas en el celular de Russo

Sin embargo la descarga no es el único punto, sino que cuando su celular fue peritado se encontraron con al menos 39 fotos de menores. Con la pericia del móvil se encontraron estas fotos «a partes íntimas de menores de edad», y al menos 14mil búsquedas realizadas por Russo.

El médicos por su parte ayer intentó defenderse y declaró «soy inocente. Lo que pasó en el consultorio tiene que ver con la medicina». Tras un seguimiento de meses, Russo fue detenido en el estacionamiento del hospital, y cuando se realizó el allanamiento en su casa se confirmó lo peor.
En el procedimiento se secuestró una gran cantidad de evidencia vinculada a la investigación.

En total la información recolectada fue de: 778 imágenes y 69 archivos de pornografía infantil. Además según arrojó la investigación algunas de las fotos fueron tomadas en el mismo hospital pediatrico donde trabajaba Russo.

Por su parte, desde la administración del hospital declararon: «La comunidad hospitalaria se encuentra profundamente conmovida». Además se le realizó un sumario administrativo a Russo y lo apartaron de su cargo.

La investigación

La investigación arrojó datos escalofriantes, en agosto de 2018 Russo compartió al rededor de 270 videos de pornografía infantil. Los cuales compartió a través de la plataforma eMule. Posteriormente Russo subió también a Emule siete videos con imágenes de niñas de entre 8 y 12 años. Las cuales eran de actos sexuales explícitos o con tomas de sus genitales.

Sumado a esto, con la incautación de la evidencia de su domicilio luego del allanamiento, se encontraron nueve fotografías que fueron tomadas a dos niñas de entre 6 y 10 años «en el interior del hospital Garrahan» donde trabajaba el médico.