Tras el resultado de pruebas realizadas a repatriados del exterior.

Horacio Rodriguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aseguró hoy en conferencia de prensa que; « Está probado que dos de cada tres personas que se contagian de Covid-19 no tienen síntomas».

Está aseveración se da tras el resultado  de las pruebas diagnósticas a los repatriados en aislamiento en alguno de los 12 hoteles de la ciudad que se convirtieron en sitios de aislamiento preventivo .

A más de 1000 de esos primeros residentes porteños se les hizo un hisopado entre el quinto y el séptimo día. Todos habían estado expuestos al virus en el exterior y no habían tenido contacto social después de llegar al país.

Las pruebas indicaron que el 4-5% había regresado de viaje con Covid-19 . Pero el 70% no tenía síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria. Alrededor del 20% restante, tenía algún síntoma leve y en el 10%, los síntomas de la infección fueron más evidentes.

«Vimos que dos de cada tres no tenían síntomas», dijo Fernán Quirós, ministro de Salud porteño . «Por eso, es importante actuar como si se tuviera la enfermedad porque eso salva vidas.

Usar barbijo o tapaboca

En esa línea, y ante la definición de que «la circulación comunitaria del virus está empezando a subir», el funcionario insistió en el uso de un tapaboca o barbijo casero para salir a la calle o estar en contacto con los adultos mayores o personas con algún problema de salud que las haga más vulnerables a sufrir complicaciones si contraen Covid-19.

«En este momento, con esta información, es fundamental el rastreo de los casos asintomáticos y el uso del tapaboca para disminuir la contagiosidad -sostuvo Quirós-. Aún no está claro cuál es exactamente el grado de contagiosidad, pero sí sabemos que el porcentaje de enfermos en la población es mayor que el que identificamos con los síntomas.»

El gobierno porteño informó, además, que está adquiriendo pruebas para testear frecuentemente al personal de la salud y el personal policial de la jurisdicción, entre otros grupos considerados de riesgo y con una tarea esencial durante la pandemia.

Ayer, desde la cuenta oficial de Casa Rosada en Twitter, se recomendó el uso social del barbijo y se difundieron recomendaciones para elaborarlo, utilizarlo adecuadamente y limpiarlo.

Se sugiere emplear para su confección rectángulos de tela de algodón de 26 por 16 centímetros y dos piezas elásticas (gomas, cuerdas, tiras de tela o cintas para el cabello) de 15 centímetros. Mediante el plegado de las telas y la costura de las distintas piezas se logra una máscara casera. Es importante, se explica, que se ajusten bien pero cómodamente contra el puente nasal y el costado de la cara, y permitan la respiración sin restricciones. También, que se puedan lavar y secar a máquina sin daños o sin modificar su forma.