La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputará a los ocho rugbiers detenidos por el hecho como coautores del asesinato y ampliará el próximo miércoles la indagatoria de todos ellos. Además, acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y la alevosía, informaron fuentes judiciales.

Hasta el momento solo Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) estaban imputados como coautores del crimen, pero ahora la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de la localidad balnearia, impondrá a los otros seis la misma calificación.

Se trata de Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), quienes hasta el momento habían sido sindicados como «partícipes necesarios» del crimen de Fernando, ocurrido el 18 de enero pasado a la salida del boliche Le Brique, en el centro de Villa Gesell.

A partir de estos nuevos elementos, está previsto que la fiscal tome declaración indagatoria a los ocho el próximo miércoles en Villa Gesell, un día después de que se cumpla un mes del crimen.

De este modo, todos ellos serán imputados como coautores por el «homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas», y a ello se sumará el delito de «lesiones leves», por los golpes sufridos por cinco amigos de Fernando, que intentaron ayudarlo durante el ataque frente al boliche.

Por otra parte, Zamboni mantendrá la acusación como «partícipes necesarios» para Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19), quienes recuperaron la libertad el lunes de la última semana por «falta de méritos», y en su caso también serán imputados por «lesiones leves» y no se descarta que puedan volver a ser detenidos.