Fue detenido en Retiro por una alerta en el sistema de reconocimiento facial

Guillermo Federico Ibarrola estuvo 6 días detenido por un error de reconocimiento facial del sistema que utiliza la Policía Federal. El mismo es un sistema que utiliza la imagen de 300 cámaras de seguridad. Las cuales fueron instaladas por el Gobierno de la Ciudad. Y contrasta los resultados del registro de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc) con la carga de datos al sistema. Carga que en ciertos casos puede ser errónea.

El caso de Guillermo fue grave ya que estuvo 6 días detenido y estuvieron a punto de trasladarlo a un penal por un delito que no había cometido. “Nunca pensé que me iba a tocar vivir algo así. Me tocó a mí pero le puede tocar a cualquiera. Fue un error de la máquina” dijo Guillermo cuando llegó a retiro luego de volver del Juzgado de Bahia Blanca al que había sido trasladado. Al parecer había sido relacionado mediante reconocimiento facial con un caso de robo agravado que había sucedido en Bahía Blanca en el año 2016.

El momento de la detención

Guillermo dijo “Dos policías se me acercan, me detienen, me piden el DNI y me dicen que los acompañe. Yo pensé que me iban a pedir que saliera de testigo de algo pero me dicen que quedaba demorado por una causa por robo agravado. Me llevan detenido y pasaban los días y nadie me decía nada, nadie me explicaba nada”. El seguía repitiendo que el nunca había estado ni siquiera en Bahía Blanca.

Hoy la sensación es de alivio para el pero como dijo el «me podrían haber arruinado la vida». Guillermo contó a A24 que “Ayer mientras me estaban trasladando le sonó el teléfono a los policías. Era la fiscal que preguntaba si me estaban llevando esposado. Los policías responden que sí porque me trasladaban en calidad de detenido. Parece que ahí les dice que me cuiden y que me saquen las esposas. Me hicieron poner los cordones y cambiaron el trato, me ofrecieron café y comida. Cuando llegué a la fiscalía me explican que fue todo un error y la fiscal me compra un pasaje para volver en micro”.

Sin dudas la persona que buscaban no era Guillermo, tenia otro nombre y otro DNI pero sin embargo el reconocimiento facial activó la alerta y fue detenido.