La banda oriunda de Quilmes, Zona sur de la provincia de Buenos Aires, y su presentación en el Teatro Vorterix

El 13 de Julio se presentaron en el Teatro Vorterix en el marco de la gira «Por una Latinoamérica llena de abrazos». Quizás el nombre de la gira resulte conocido. Ya que está inspirado en el libro (valga la redundancia) «El libro de los abrazos» del escritor uruguayo Eduardo Galeano. La banda nació en 1995 (en pleno contexto neoliberal) en la ciudad de Quilmes, Zona sur de la Provincia. Y está formada por Guillermo Marmol, Roy Ota, Alejandro Navajas, Javier Pesquero y Germán Rodriguez. La banda es reconocida por sus grandes letras y la energía que prolifera entre ellos y el público en cada presentación.

Con canciones que hablan desde referencias a la naturaleza, como «Verano en tu ventana» o «Cassiopeia». Hasta canciones de protesta como «La risa de los necios» dedicada a Maxi Kosteki y Darío Santillan miembros del Movimiento de Trabajadores Desocupados. Los cuales fueron víctimas de la famosa Masacre de Avellaneda.

Ese sábado luego de algunos minutos de espera, y con el teatro lleno se apagaron las luces. Y comenzaron a sonar los acordes del tema “Viejas Esperanzas” de su álbum Las Palabras y los Ríos (2004). Como es costumbre la voz de Guille es tapada por el canto de la multitud, y el teatro vibra al ritmo de las guitarras. Los primeros temas que suenan, como es habitualmente, son los clásicos y la gente agradecida no para de cantar.

«Por una Latinoamérica llena de Abrazos»

Como era de esperarse en el marco de la presentación del nuevo disco comienzan a tocar algo de lo nuevo. Lo cual es bienvenido por los espectadores, la melodía es lenta pero de gran contenido. En total tocaron tres temas nuevos con un sonido bien hardcore punk como nos tienen acostumbrados.

Se sigue con más clásicos

Otro momento mágico de la noche fue cuando sonó el tema «Abrazo», con la introducción de Guille (que es profesor de historia en un secundario). Contando el origen de esta canción, la cual habla de un nieto recuperado. Que dice «Y de repente vos abrazas igual que tu padre y me haces sentir el fin de las soledades» y el Vorterix estalla en emociones.

Entre los temás que sonaron: «Hazlo tu mismo» una crítica a cierto ambiente del rock que se escucha cuando cantan «dejá que el rock lo flasheen otros». Entre los clásicos de la noche sonó «Nuestras Fronteras» que es quizás el tema mas reconocido de la banda y con una letra particularmente bella. También sonaron temas como «Puente de piedra» y «Barrett y las Misiones» (en referencia a Rafael Barrett, el escritor anarquista Paraguayo)

Eterna Inocencia: El Hardcore y la conciencia social
Instagram: @verano.permanente

Hacia el fin de la noche

Las canciones inundadas de referencias historicas, con mensajes de lucha y resistencia son de las cosas que hacen especiales a «Eterna». En el final y luego de cantar «Mis Maestros» la gente pidió mas y al canto unísono de «Nunca seré policía, de provincia ni de capital» (clásico de la banda punk Flema). Eterna vuelve para hace un tema más y cierran con «Cártago» del disco E.I. (2010). Tema que menciona la batalla de 1975 de la guerrilla Argentina en Monte Chingolo.

Casi un año después de su presentación en el Teatro de Flores y de la filmación de su DVD «Verano Permanente». Siempre es un placer ver y escuchar a Eterna Inocencia, porque sus letras y melodías nos invaden de la mejor manera posible, nos hacen pensar. Nos enseñan, y nos dan curiosidad. Nos llenan de nostalgia y sentimientos de fortaleza, para seguir luchando. No por nada cantan junto a nosotros «Resistencia! Quien ha estado sentado a la izquierda»