La imagen de Gianna Floyd, de tan solo seis años, se viralizó en las últimas horas, sonriente y en los brazos del ex basquetbolista Stephen Jackson quien le prometió que cuidaría de ella.

La familia de George Floyd, el hombre que la semana pasada murió a manos de la policía en Minnesota, continúa viviendo su duelo con tristeza pero con señales de esperanza y positivismo, mientras se desarrollan las protestas que exigen el fin del racismo.

El hombre que apareció cargando a la pequeña Gianna cuando ellá exclamó «Mi papi cambió al mundo» es Stephen Jackson, un ex campeón de la NBA que era muy amigo de Floyd. En Instagram, le envió un mensaje al difunto: “¡No te preocupes, hermano de mi alma! Yo estoy con Gigi, debes saber eso”.

La madre de Gianna, Roxie Washington, se presentó el martes en una conferencia de prensa junto a su familia y reiteró que George era un buen hombre. “Quiero que todos sepan que esto es lo que esos oficiales me quitaron”, dijo sollozando. “Gianna no tiene padre. Nunca la verá crecer, graduarse”.

Las manifestaciones comenzaron tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que suplicó pidiendo aire mientras un policía le presionaba el cuello con la rodilla. Las tensiones ya habían subido en las semanas previas tras la detención de dos hombres blancos en mayo por matar a tiros a Ahmaud Arbery, un hombre negro que había salido a correr en Georgia, y por la muerte en marzo de Breonna Taylor, baleada en su casa por la policía de Louisville.

Una encuesta de Reuters/Ipsos publicada el martes señaló que la mayoría de los estadounidenses simpatizan con las protestas. El sondeo realizado el lunes y el martes reveló que el 64% de los adultos “simpatizan con las personas que están protestando en este momento”, mientras que el 27% dijo que no lo eran y el 9% que no estaba seguro.

Días atrás, Terrence Floyd, hermano de la víctima, repudió la violencia durante estas manifestaciones y pidió que el cambio sea buscado de forma pacífica. “Él era un motivador pacífico”, indicó. Según afirmó en entrevista con ABC News, siente que la violencia en las protestas está eclipsando el reclamo de justicia contra la discriminación en el país.

Él quería paz y unidad. Pero lo que está pasando ahora, pueden llamarlo unidad, pero es una unidad destructiva, y mi hermano no apoyaba eso. Todos dicen que él era un ‘gigante gentil», aseguró.

Además, afirmó que el enojo está justificado, pero debe canalizarse de forma positiva. “A veces me enfado, también quiero romper algunas cabezas y volverme loco. Pero estoy aquí. Mi hermano no apoyaba eso”, agregó. Como ejemplo, destacó que su familia está intentado lidiar el duelo con una mirada positiva y buscar justicia sin llamar a la violencia.

“Si su propia familia no está haciendo eso (los destrozos y saqueos), ¿entonces por qué otros sí? Si su familia y su sangre están tratando de ser positivos e ir por otra ruta hacia la justicia, ¿entonces por qué estás destrozando tu comunidad? Porque cuando este termine y quieras ir a comprar algo, ya lo destrozaste. Ahora estás bajo tus propios medios. Así que relájense, la justicia llegará”, finalizó.